Se acabó lo de las cartas a Papá Noel, ahora ya puedes llamarlo [si vives en Brasil]

Empresas

Como ya es normal se acercan las Navidades y en nuestros televisores afloran de repente mil campañas de publicidad sobre juguetes, perfumes y demás regalos hasta unos límites de saturación casi inaguantables (lo de los fascículos coleccionables ya lo pasamos en Septiembre cuando inundaron todos los quioscos de prensa). ¿Es que no había crisis y no había para gastar? En fin… De vez en cuando pero se agradecen miradas diferentes sobre la temática navideña y otros estilo de enfocar los anuncios. Aquí el publicitario tuvo el buen tino de asociar la campaña de la empresa de telecomunicaciones brasileña “Oi” al mismísimo Santa Claus (o Papá Noel como queráis llamarle) poniendo a disposición de los niños su teléfono para que puedan hacerla una llamadita. ¿Por qué fiarse de que tu carta de peticiones llegue bien por la tortuosa vía del correo postal? ¿Es necesario hacer cola en un centro comercial para sentar al niño sobre ese inmenso regazo rojo si podemos llamarle cómodamente sentados en el sofá de casa? ¡La tecnología avanza y Santa Claus no es indiferente a ello!

La compañía “Oi” instaló recientemente una pequeña cabina telefónica en Río de Janeiro con línea directa al teléfono privado de Papá Noel, si bien el vídeo se trata solo de eso (publicidad al fin y al cabo), las reacciones de los niños sí parecen verdaderas en muchos casos, o como mínimo sus caras de asombro y felicidad en el vídeo adjunto son dignas de ver ¿O no os hubiera gustado de pequeños poder charlar por teléfono con barbas del Polo Norte para recitar vuestras peticiones? ¡Más de alguna reprimenda por regalos de otros años le habría caído!

Según se detalla (habría que comprobarlo), en el número público de Santa Claus que facilita Oi un grupo de actores y voluntarios atienden gustosamente las llamadas de los más pequeños (parece que al final Papá Noel tiene mil registros graves de voz diferentes), y así los más menudos estarán tranquilos sabiendo que sus deseos han llegado al destinatario deseado. ¿No tendrán entonces saturación en las líneas? ¿Comunicará permanentemente el número y será un contestador el que nos mantendrá en espera mientras se llenan las arcas del “Polo Norte”? Ay que ya empiezo a ser malpensado y me quedaré sin obsequios navideños… ─ [Laughingsquid]

Autor: Doleo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor