¿Se acerca el fin del iPod classic?

Empresas

En otoño nos ponemos tristes porque toca la vuelta al cole y la vuelta al trabajo tras las vacaciones.

Pero ahí estaba Apple para darnos la alegría de su tradicional evento de presentación de los nuevos iPod. Claro, que este año las cosas van a cambiar al centrarse en el nuevo iPhone, pasando el iPod a un segundo plano. ¿Quiere decir esto que se aproxima el final de una era, la que inició la llegada de este dispositivo el 23 de octubre de 2001? Y aún hay más.

Ha sido el dispositivo rey durante casi una década.

Destronado el iPod, nos queda el iPhone, que además de la telefonía móvil, la navegación por Internet y las infinitas aplicaciones ha heredado y aumentado las prestaciones multimedia del que fuera el paradigma del término “reproductor MP3”.

Diez años después parece un vestigio del pasado un aparato que utiliza un disco duro similar al de los ordenadores en lugar de almacenamiento sólido, una pequeña pantalla monocromo y unos botones físicos. Una pantalla táctil a tamaño completo y memoria flash son sólo las características más notables en un primer golpe de vista pero las posibilidades que abre iOS permite convertir el iPod en mucho más, que es lo que se ha encargado de hacer el iPod Touch, que supuso el germen del iPhone al añadir características de comunicación móvil al dispositivo.

¿Podríamos estar ante el principio del fin del dispositivo que probablemente supuso el Segundo Renacimiento de Apple? Es lo que piensan muchos analistas al considerar que Apple podría no volver a presentar ningún nuevo modelo del iPod Classic.

Esto nos dejaría con el iPod Touch y los Nano/Shuffle para quien prefiera un dispositivo de tamaño más reducido y más centrado en la música, incluso hay quien opina que hasta el Shuffle podría desaparecer, asumidas sus funciones por la versión del Nano que carece de pantalla táctil.

La causa sería el descenso progresivo en los últimos años en las ventas de los iPod. En los 3 últimos años respectivamente han sido caídas del 7, 17 y 20%, aunque al parecer sí se mantienen las ventas del iPod Touch.

El iPod Nano sería el superviviente, el hijo pequeño que heredaría el imperio, al seguir contando con el favor de un amplio grupo de consumidores que incluso aunque tengan otros dispositivos de la manzanica mordía como el iPad o el iPhone prefieren un reproductor de MP3 de pequeño tamaño y larga duración de batería para emplear en viajes o al practicar deportes, un sector en el que está teniendo gran aceptación con iniciativas como la del programa Nike+. ─[Tuaw]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor