Se desestiman los cargos contra la ex presidenta de HP

Empresas

El caso por el escándalo de espionaje, que le costó el puesto a Patricia Dunn, saltó a la luz pública el pasado mes de septiembre.

Un juez estatal de California desestimó este miércoles los cargos contra la ex presidenta de Hewlett-Packard (HP) Patricia Dunn, quien fuera acusada de fraude por el escándalo de espionaje que se descubrió en septiembre del año pasado y por lo que renunció a su cargo en septiembre de 2006.

Poco antes de conocerse la decisión judicial, el fiscal general de California, Jerry Brown, había informado de que Dunn se había declarado culpable de un delito menor aunque más tarde admitió su error y explicó que su información fue entregada en base a la suposición de que Dunn aceptaría la oferta de la fiscalía y que ésta sería admitida por el tribunal.

En un comunicado, el abogado de la ex presidenta de HP recordó que la ex ejecutiva no se había declarado culpable de ningún tipo de falta y que siempre defendió su inocencia. En el texto, Dunn señaló que estaba “contenta de que este tema se haya resuelto de manera justa”.

Los otros tres implicados en el caso, Kevin Hunsaker, Ronald DeLia y Matthew Depante, se declararon inocentes de los delitos de fraude. Según informó el asistente del fiscal, Ralph Sivilla, los cargos contra ellos se desestimarán en septiembre de este año si cumplen con los requerimientos del juez de realizar 96 horas de trabajos comunitarios.

En diciembre pasado HP acordó pagar a la fiscalía de California 14,5 millones de dólares (11 millones de euros) para cerrar la demanda civil por el escándalo. El caso, que le costó su puesto a Dunn, saltó a la luz pública el pasado mes de septiembre, cuando se supo que la dirección había encargado que se espiara a periodistas e incluso a altos cargos de la empresa, para averiguar quién filtraba informaciones a la prensa.

El origen del escándalo se remonta al año pasado, cuando el contenido de las deliberaciones privadas en el consejo sobre la salida de Carly Fiorina, entonces presidenta ejecutiva de HP, llegó rápidamente a la prensa, lo que llevó a Dunn a realizar una investigación. Esta fue encargada al consejero legal de la compañía, Kevin Hunsaker, así como a un asesor externo, que a su vez contrató a una agencia de detectives privados que utilizaron una serie de medios aparentemente cuestionables para obtener la información.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor