Se destapa una red de espionaje a nivel mundial desde China

CortafuegosSeguridadVirus

Enviando mensajes con virus a ordenadores de embajadas y administraciones de gobiernos de 103 países, hackers con base en China podrían haber controlado 1.300 equipos durante varios meses.

Las Universidades de Cambridge y Toronto han descubierto una red de espionaje electrónico a nivel mundial controlada desde China. Aunque no se puede probar la participación del Gobierno chino en este delito, el ataque se centrado en los ordenadores de embajadas y administraciones de gobiernos de 103 países, incluidas las oficinas del Dalai Lama, el líder espiritual del Tibet.

Como informa eWEEK, el programa, bautizado por los investigadores como GhostNet, ha permitido a los hackers introducirse en los 1.300 equipos infectados y operar dentro de los mismos. Los delincuentes han tenido acceso a todos los documentos, ha podido mover y copiar ficheros, e incluso han sido capaces de controlar el micrófono y la webcam.

botnet.jpg

La investigación empezó cuando el propio Dalai Lama solicitó que se comprobasen sus ordenadores, con la sospecha de que podrían estar infectados. El secretario del Dalai Lama, Chhime Choekyapa, dijo a la agencia DPA que “sabían desde hace tiempo” que sus equipos habían sido interceptados. “No obstante, no tenemos información sobre quién está detrás de estos ataques”, agregó. Tirando del hilo, se han destapado una red de espionaje a nivel mundial con tres de sus cuatro servidores localizados en China.

Durante el tiempo que ha durado el ataque, se ha detectado la intrusión en ordenadores de Irán, India, Corea del Sur, Taiwán, Portugal o Alemania.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor