Se implanta un smartphone en su brazo protésico [Veredicto: así empezó RoboCop]

Empresas

Si Cobra era el brazo fuerte de la ley y Torrente el brazo tonto de la ley, Trevor Prideaux tiene el brazo listo.

Nació sin su brazo izquierdo y en su lugar tiene un brazó protésico. Hasta ahora solía tener problemas para usar el teléfono móvil porque no encontraba una manera sencilla de sujetarlo para poder operar con él… hasta que se le encendió una bombillica (imaginaria, no en el brazo) y decidió alojar el smartphone en el propio brazo.

Debe ser el primer dock de brazo.

La prótesis, de fibra de vidrio, tiene ahora un hueco en el que encaja perfectamente su Nokia C7, según las especificaciones que Prideaux facilitó a los técnicos del Centro de movilidad de Exeter, quienes fabricaron la carcasa para el brazo con ese hueco específico.

Al parecer la elección del C7 no es caprichosa, según explica el propio Prideaux. Es algo más estrecho que un iPhone y tiene teclado qwerty y alfanumérico, lo que facilita su uso. Cuando recibe una llamada puede elevar el brazo hasta que el móvil queda a la altura del oído o bien usar un auricular, además de poder sacarlo de su alojamiento. Ahora enviar un SMS no supone un riesgo de caída del dispositivo al sujetar el móvil con su mano protésica.

Además no hay que olvidar una gran ventaja: la comodidad de no llevar el móvil en el bolsillo, con lo incómodo que es a la hora de sentarse, por no hablar de la pinta de cyborg del futuro que se te queda.─[Telegraph UK]

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor