Se siguen debatiendo los costes de la fuente abierta

Workspace

La firma de investigación Soreon estudia los ahorros de utilizar software de fuente abierta en las empresas europeas.

Las grandes compañías europeas pueden beneficiarse si utilizan software de fuente abierta para servidores y en los ordenadores de sobremesa, mientras que las pequeñas y medianas tendrán pocos beneficios financieros, según la firma de investigación Soreon.

Las compañías con al menos 2.000 empleados pueden reducir sus costes totales de propiedad, o TCO (por sus siglas en inglés total cost of ownership), un 26 por ciento en un periodo de tres años utilizando servidores Linux en lugar de Windows, y un 12 por ciento si utilizan aplicaciones de oficina de fuente abierta frente a los productos Office de Microsoft, según la firma de investigación Soreon, enfocada exclusivamente en los mercados europeos.

Las pymes, no obstante, apenas conseguirían beneficios financieros de la utilización del software de fuente abierta, afirma Soreon en un informe que compara la fuente abierta con el software propietario. Concretamente, una compañía con una plantilla de 10 trabajadores, por ejemplo, conseguiría una reducción del seis por ciento en TCO con servidores Linux frente a los productos de Microsoft, y un tres por ciento en la utilización de aplicaciones de oficina de fuente abierta. Para la compañías de tamaño medio, con 100 empleados, los ahorros de TCO son del 11 por ciento para los servidores Linux, pero sólo de un uno por ciento para las aplicaciones de oficina. Este último dato se debe al aumento de los costes de formación.

Los datos ofrecidos por Soreon parecen demostrar que las ventajas en cuanto a costes generados por el software de fuente abierta no son suficientes como un argumento de ventas. Los fabricantes y distribuidores de software de fuente abierta, por tanto, deberían centrar sus esfuerzos en áreas como la compatibilidad, funcionalidad y servicios.

Lo cierto es que Europa se ha convertido en un campo de batalla entre Microsoft y los vendedores de fuente abierta, que han conseguido que gobiernos opten por reemplazar los productos de Windows con alternativas de fuente abierta.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor