Seabreacher X: pilota tu propio tiburón

EmpresasInnovación
0 0

Vamos a necesitar un barco más grande” es una de las frases míticas de “Tiburón“, la película que lanzó al estrellato a Steven Spielberg.

Lo que no habría sospechado el bueno de Quint es que algún día alguien podría llegar a pilotar su propio tiburón. Olvídate de motos de agua, fuerabordas o minisubmarinos, Seabreacher X es el nombre del caprichito que ansías darte para este verano. Aún estás a tiempo. ¿Deseas saber más?

Mitad submarino, mitad bestia de las profundidades, todo diversión.

Con el inconfundible y estilizado diseño del carcharodon carcharias y con pinta de cabina de un caza militar que hubiese dejado las alas en la orilla de la playa, Seabreacher es un vehículo marino diseñado… bueno, principalmente para acojonar al personal, en segundo lugar ya para diversión y solaz de su feliz (y acaudalado, cuesta unos 100.000 $) propietario, alguien que a buen seguro habrá devorado todas y cada una de las entregas de “Jaws” (“Tiburón”). Y le han sabido a poco.

Este submarino cuenta entre su dotación con cámara, equipo de música estéreo y hasta videojuegos para entretener la espera mientras se aproxima algún incauto en su patín náutico.

Nada recomendable para los amantes del mucho menos fiero vehículo subacuático de “Tintín y el lago de los tiburones“, el Seabreacher “nada” a 25 millas por hora bajo las aguas y 50 en superficie, pudiendo llegar a saltar casi 4 metros sobre la superficie al salir desde las profundidades marinas, con el consiguiente regocijo y paz de espíritu de los tranquilos bañistas circundantes. Si es que es el alma de la fiesta este cacharro… carcharodon, quiero decir. ─Antonio Rentero [Daily Mail]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor