Sean Maloney se retira tras 30 años de servicio en Intel

Empresas

Considerado algún tiempo como el sucesor de Paul Otellini como CEO de Intel, Maloney anuncia su retiro después de trabajar 30 años en la compañía.

Sean Maloney, un veterano de Intel que una vez fue visto como el sucesor de Paul Otellini al cargo de la compañía, ha anunciado su retiro después de 30 años de trabajo en la compañía. Actualmente presidente de Intel China, Maloney dejará la compañía en enero.

Antes de hacerse cargo de las operaciones de la compañía en el país asiático, Maloney fue nombrado vicepresidente ejecutivo y director general de la unidad de negocio Architecture Group de Intel en 2009. Fue entonces cuando se le consideró un posible sucesor de Otellini para ponerse al frente de la compañía.

En 2010, Maloney sufrió un ataque al corazón y estuvo varios meses de baja durante los que tuvo que hacer terapia de habla, regresando el año pasado para hacerse cargo de la filial China de Intel, un mercado crítico por el crecimiento de venta de ordenadores en el país.

Al final, el ejecutivo ha decidido retirarse asegurando que durante todos los años que ha estado en Intel ha tenido el honor de “trabajar con algunas de las mentes más brillantes del mundo, desde Andy Grove a Paul Otellini, y en la tecnología más avanzada”, recoge Bloomberg.

Los analistas aseguran que Maloneay ha hecho significativas contribuciones en Intel. No sólo participó activamente en la fase de crecimiento de la compañía en los años 2000, sino que ha luchado activamente para que Intel persiguiera el mercado móvil, una decisión acertada si se tiene en cuenta que cada vez se venden más dispositivos móviles y menos ordenadores.

También se ha hecho cargo de todo el trabajo de ventas y marketing en la región de Asia Pacífico, donde el fabricante de chips tiene el 8% de su plantilla. Además, tan sólo China y Hong Kong aportaron 8.100 millones de dólares a las cuentas de la compañía el año pasado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor