Servidores de aplicaciones de fuente abierta para Java

Workspace

Geronimo, JBoss y Jonas tienen el propósito de ofrecer alternativas de bajo coste para Java.

Se espera que a finales de año se certifique la compatibilidad con J2EE de tres servidores de aplicaciones de fuente abierta, que suponen alternativas de bajo costes frente a los productos comerciales de BEA Systems, IBM y Oracle.

Las pruebas de compatibilidad con el estándar J2EE 1.4 de Sun Microsystems ya se han iniciado tanto con Geronimo, un proyecto de Apache Software Foundation, como con Jonas, supervisado por el consorcio ObjectWeb. Apache espera que Geronimo sea certificado como compatible con J2EE para el próximo mes de agosto, mientras que ObjectWeb espera que su turno le llegue a finales de este año.

Jboss, cuyos servidores de aplicaciones ya son ampliamente utilizados, se ha mostrado muy reservado sobre cuándo espera completar los test de Sun, pero es probable que anuncie la certificación a principios del próximo mes, según ha comentado John Rymer, analista de Forrester Research.

Aunque Geronimo ya está en desarrollo, los tres servidores de aplicaciones intentan proporcionar a los negocios una alternativa de bajo coste frente a los productos comerciales ya establecidos. “Los servidores de aplicaciones de fuente abierta son una fuerza competitiva en el mercado de los servidores de aplicaciones J2EE”, escribió Rymer hace un mes.

La certificación J2EE no es un requisito imprescindible para el uso empresarial como ha demostrado Jboss, pero le da credibilidad, particularmente a los ojos de los ejecutivos de tecnologías de la información que todavía no abrazan la fuente abierta. Por otra parte, la certificación asegura un nivel de interoperabilidad entre productos de diseferentes proveedores.

La oleada de proyectos de Java de fuente abierta no ha sido una coincidencia. El pasado año, Sun alteró los términos de las licencias para sus suites de test, permitiendo que el software de fuente abierta consiguieran la certificación por primera vez. Además, la compañía ofreció licencias gratuitas a grupos sin ánimo de lucro como Apache Software Foundation y ObjectWeb.

A pesar de esto, los analistas no creen que los consumidores deserten de los servidores de aplicaciones comerciales inmediatamente. Y es que, aparte de las inversiones en software con los vendedores comerciales, muchos ejecutivos de tecnologías de la información siguen siendo muy recelosos con la fuente abierta, expresando sus temores sobre la viabilidad a largo plazo de un software que no esté respaldado por ningún vendedor fijo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor