Sharp confirma la venta a Foxcon por 6.200 millones de dólares

Adquisiciones y FusionesEmpresas

Finalmente la oferta económica ha tenido más peso que el ‘patriotismo’ y Sharp acepta la oferta de compra multimillonaria por parte de Foxconn.

En otras circunstancias, el que una de las compañías tecnológicas más emblemáticas de Japón, como es Sharp, pasara a manos chinas podría parecer algo realmente improbable, pero con la última decisión de la Junta de Sharp, esta opción se ha vuelto la más probable para el futuro de la compañía.

Recordemos que Sharp se encuentra en una situación insostenible, con resultados cada vez peores, una deuda en aumento y la amenaza de que uno de sus principales clientes, Apple, vaya a decantarse por la tecnología OLED.

Ante esto, el fondo gubernamental japonés, INCJ, buscaba como poder salvar a Sharp, o al menos a su división de pantallas, integrándola a Japan Display para unirse a otras como Sony, Toshiba e Hitachi y reforzar la posición de Japón como uno de los principales fabricantes de pantallas del mundo.

Pero la compañía china Foxconn propone una oferta mucho mejor, no sólo en el ámbito económico con 700.000 millones de yenes, casi 6.200 millones de dólares, sino que además compraría Sharp por completo, se haría cargo de su deuda y la integraría directamente en su producción, siendo en la actualidad uno de los principales ensambladores de productos tecnológicos del mundo.

Esta oferta no sólo salvaría a Sharp, también supondría una ventaja estratégica muy importante para Foxconn, que controlaría directamente un suministrador esencial y permitiría aumentar el margen de beneficio. Además, Sharp tendría con el dinero la capacidad suficiente para empezar a crear de forma masiva pantallas OLED, y seguir siendo competitiva cuando esta tecnología se imponga como estándar. Con el anuncio por parte de Sharp de la aceptación de la oferta de Foxconn, ahora queda que las agencias reguladoras japonesas den el visto bueno.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor