Si estás buscando un brazo robótico de los buenos, seguro que te interesan los de Trossen Robotics

Empresas

Seguramente muchos habéis pensado alguna vez construir un brazo robótico. Algunos por razones inquietantes a lo Howard Wolowitz, otros por tener un padre con sable láser y un poco de mala uva, y muchos posiblemente para aprender más sobre robótica y crear proyectos geniales. El caso es que en el mercado hay varias opciones disponibles, y tras comparar lo que ofrecen y la información que dan, he llegado a la conclusión de que la gente de Trossen Robotics parece la más profesional y con los brazos más versátiles.

En muchas páginas tan sólo tenemos pocos datos como los grados de libertad, el peso que supuestamente pueden levantar y una descripción muy simple de los servos y componentes. Sin embargo cuando visitas cualquiera de los 3 brazos que venden, que van del más simple al más avanzado desde los 399,95 hasta los 1.499,95 dólares, aquí te detallan mucho más.

Datos de sus dimensiones completas en sistema métrico, el máximo alcance tanto vertical como horizontal, el verdadero peso que son capaces de levantar según la distancia y la capacidad máxima de sus agarres, descripciones detalladas de sus componentes, gráficas de alcance y fuerza, explicaciones y manuales de montaje que, la verdad, a mi me parecen una maravilla con todas las explicaciones que dan.

Esto es lo que podemos ver en su brazo robótico más básico, el PhantomX Pincher, que con sólo 550 gramos de peso, levanta entre 40 y 100 gramos, con  un alcance de 21 cm en vertical y 28 en horizontal.

Pero su siguiente brazo, el PhantomX Reactor es incluso mejor, utilizando servos duales en paralelo para conseguir levantar entre 200 y 600 gramos, alcanzar hasta 51 cm y 38 cm en vertical y horizontal, con un peso de 1.360 gramos y la opción de un sexto grado de libertad en la muñeca.

Y ya los que quieren lo mejor pueden atreverse con el WidowX, una verdadera bestia que con un peso y alcances muy similares al anterior, es capaz de levantar entre 400 y 800 gramos usando motores únicos más potentes.

Todos ellos utiliza los geniales servos Dynamixel AX-12A, incluyendo MX-64 y MX-28 en el WidowX, de lo mejorcito que hay para robótica, y el genial microcontrolador ArbotiX, una pasada con la que tendrás todo lo que necesitas y mucho más: ATMEGA644p, 2 puertos series, 32 entradas y salidas, soporte Xbee y además es compatible con Arduino.

Eso sí, no estamos hablando de juguetes, sino de robots de altas prestaciones que además de por aficionados, se usan en universidades e investigación. Éstos son sus modelos más recientes y si estáis interesados en comprar alguno, por ahora sólo podéis hacerlo a través de su tienda en EEUU. De allí mandan a todo el mundo, aunque tienen planes para tener distribuidores en Europa y Latinoamérica en breve.

Además de su servicio técnico, tienen foros muy activos para resolver dudas, tutoriales, vídeos y hasta hacen concursos trimestrales de proyectos en los que regalan kits.

Seguro que si os animáis por uno de sus brazos no os arrepentís, pero os sugiero que si se os pasa por la cabeza colocarle un Fleshlight por “investigación”, tengáis una radial a mano, por si acaso. [TrossenRobotics]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor