Siemens cooperará con Ericsson y Motorola

Movilidad

Los tres trabajarán juntos para desarrollar un estándar para la
tecnología que convierte los móviles en walkie talkies.

La tecnología, denominada Pulsh-to-talk (pulsa para hablar), permite que

los dispositivos de mano sean utilizados como los walkie-talkies, una

característica que los operadoras de telefonía móvil creen que

incrementará sus ingresos al animar a los usuarios a hablar más. Aunque

ya se está convirtiendo en una tecnología muy popular en Norteamérica,

todavía no ha despegado en otras partes.

Las tres compañías

llevarán a cabo pruebas para hacer que sus tecnologías sean compatibles

entre sí, permitiendo a los clientes de diferentes operadoras hablar

unos con otros, algo esencial para que el push-to-talk penetre en el

mercado de consumo.

Aunque muchos fabricantes de teléfonos,

incluidas Siemens y Nokia, formen parte de la Open Mobile Alliance, que

tiene como objetivo el desarrollo unificado, crear estándares para

varios tipos de mensajes sigue siendo difícil.

El pasado mes

Nokia anunció una interoperabilidad separada con Samsung, a quien

proporciona la tecnología push-to-talk.

Un portavoz de

Siemens ha declarado a Reuters que su compañía está comprometida a que

exista un único estándar para el push-to-talk y que espera que su

alianza con Motorola y Ericsson se extienda a otras compañías. Nokia

fue invitada a participar pero de momento ha decidido no hacerlo,

señaló el portavoz. Nosotros continuamos promoviendo un estándar

abierto.

Push-to-talk Se espera que esta

tecnología llegue a Europa desde Estados Unidos como una nueva

característica de los teléfonos móviles que revolucionará las

comunicaciones como en su día hicieron los SMS. Esta tecnología permite

convertir nuestro teléfono en un walkie-talkie, pero con una cobertura a

nivel mundial y la posibilidad de que los operadores ofrezcan este

servicio a través de una tarifa plana

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor