Siemens reduce beneficios por menores extraordinarios

Empresas

El grupo alcanzó un volumen de negocio de 18.563 millones de euros en el segundo trimestre, con un aumento del 4 por ciento respecto al periodo anterior.

El grupo industrial alemán Siemens obtuvo un beneficio neto de 781 millones de euros en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal, que finalizó el 31 de marzo, un 35 por ciento menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior que incluía una ganancia extraordinaria de 590 millones de euros derivada de la venta de acciones de Infineon, informa la compañía. Sin tener en cuenta los extraordinarios del ejercicio anterior, la caída del beneficio neto habría sido del 3,2 por ciento.

Asimismo, el grupo alemán alcanzó un volumen de negocio de 18.563 millones de euros en el segundo trimestre, con un aumento del 4 por ciento respecto al mismo trimestre del ejercicio anterior, y obtuvo un resultado operativo de 1.098 millones de euros, un 2 por ciento más.

Siemens acusó las pérdidas de su división de comunicación, en especial en el área de artículos relacionados con la telefonía móvil, que contabilizó pérdidas de 19 millones de euros en el segundo trimestre, frente a un beneficio neto de 146 millones de euros en el mismo periodo de 2004.

Por el contrario, las ganancias de la división de automatización aumentaron un 18 por ciento, hasta los 277 millones, y las del área de automoción subieron un 25 por ciento, hasta los 160 millones de euros. Otra de las divisiones que consiguió un mayor beneficio neto fue la de generación de energía, con 257 millones de euros, pero el resultado se redujo un 6 por ciento respecto al segundo trimestre del ejercicio anterior.

El consejero delegado de Siemens, Klaus Kleinfled, ha subrayado al respecto que en los mercados europeos el crecimiento económico había sido modesto, así como ha declarado en referencia a su división de móviles que el grupo ha intensificado las medidas de reestructuración en sus actividades de comunicación e información, como parte de la reorientación de estas actividades.

Igualmente, Kleinfled ha anunciado que estas medidas conllevarán más cargas, sin precisar a qué cantidad ascenderán, al tiempo que ha precisado que el objetivo de Siemens era orientar las actividades de la división de comunicación para asegurarlas de cara al futuro y preservar los intereses de sus “consumidores, proveedores y empleados”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor