Siemens se plantea vender su unidad de teléfonos móviles

Empresas

La cúpula directiva de la organización está centrando su labor en sacar una mayor rentabilidad a una empresa que emplea a 440.000 personas en todo el mundo.

Siemens, el mayor conglomerado industrial y de electrónica alemán, desea incrementar la rentabilidad en los próximos años y reestructurar o vender las actividades deficitarias, como las divisiones de telefonía móvil y de tecnología informática. Este es el mensaje que ha transmitido el nuevo presidente del grupo, Klaus Kleinfeld, en su primera actuación ante la prensa con motivo de la presentación de los resultados de su primer semestre.

El ejecutivo que sustituyó a Heinrich von Pierer en enero se ha dado un plazo de tres meses para hallar una solución a las actividades de telefonía móvil que, según fuentes de la empresa, pierde un millón de euros al día. De hecho, la compañía está analizando diversas salidas para el negocio, que en todo caso pasarían por mantener la marca y los puestos de trabajo, si bien Kleinfeld no ha querido precisar la valoración de esta división, que incluye también los teléfonos inalámbricos.

De acuerdo con esto, la cúpula directiva de la organización está centrando su labor en sacar una mayor rentabilidad a una empresa que emplea a 440.000 personas en todo el mundo y que se enfrenta a costes laborales elevados para sus 164.000 trabajadores en Alemania, lo que ha obligado al grupo a deslocalizar sectores deficitarios con alto coste de mano de obra.

Además, el presidente de Siemens ha recordado que en el primer semestre del actual año fiscal, concluido en marzo, el grupo facturó en Alemania 8.100 millones de euros, un 22 por ciento del volumen total de negocios alcanzado en todo el mundo.

En la presentación de los resultados, el directivo también quiso demostrar las cualidades del programa de austeridad “Fit 4 More”, destinado a generar “crecimiento rentable y garantizar puestos de trabajo”. A este respecto, Kleinfeld se ha comprometido dentro de esta estrategia a colocar todas las actividades dentro de unos ambiciosos márgenes de rentabilidad fijados por la dirección del consorcio.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor