Silicon Valley, bloqueado por la normativa de inmigración

Empresas

La ampliación del programa de visados H-1B que aliviaría la escasez de trabajadores cualificados en el sector tecnológico se encuentra paralizada.

Las empresas de tecnología estadounidenses están sufriendo la falta de acuerdo político en la reforma integral de la inmigración. Compañías como Google, Intel o HP habían puesto sus esperanzas en dos proyectos de ley presentados este año que aliviaría la escasez de trabajadores cualificados en el sector tecnológico.

La ampliación del programa de visados H-1B es una idea defendida por Microsoft, Facebook, Google, Consumer Electronics Association, TechAmerica, TechNet y la asociación comercial de proveedores inalámbricos CTIA. La visa H-1B está concebida para trabajadores extranjeros especializados que quieren trabajar temporalmente en Estados Unidos.

Aunque en un principio parecía existir un acuerdo para modificar el marco legal, el think tank Economic Policy Institute atacó la semana pasada uno de los proyectos de ley, el llamado I-Squared Act, alegando que la medida “añadiría más de dos millones de nuevos trabajadores de alta tecnología a un mercado de trabajo ya enfermo”.

Bruce Morrison, portavoz del grupo de presión IEEE, que agrupa a unos 200.000 trabajadores estadounidenses del sector tecnológico, dijo al Congreso que ya es hora de acabar con “el ciclo sin fin de problemas creados por el programa H-1B”, que vincula injustificadamente a empleados extranjeros a sus empleadores. El senador demócrata Chuck Schumer, por su parte, rechazó ayer la idea de un proyecto de ley de inmigración limitado que ayudara sólo a las empresas de Silicon Valley, defendiendo una reforma más amplia, según informa CNET.

Estas complicaciones han hecho salir a la palestra a Dean Garfield, presidente del Consejo de la Industria de las Tecnologías de la Información. Garfield aseguró durante la audiencia de ayer ante el Comité Judicial de la Cámara que “podemos proteger a los trabajadores estadounidenses velando por el cumplimiento efectivo de las políticas de larga duración de la H-1B y las leyes para prevenir el desplazamiento de trabajadores de Estados Unidos y proteger sus salarios”. La asociación presidida por Garfield tiene entre sus miembros a eBay, Apple, HP, Oracle y Microsoft.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor