Simulador 3D para aprender a operar

CloudServidores

La Universidad Rey Juan Carlos crea un simulador 3-D para entrenar a los
médicos en técnicas de cirugía artroscopia.

Aprender a operar mediante artroscopia será un poco más fácil. El

Departamento de Informática, Estadística y Telemática de la Universidad

Rey Juan Carlos ha desarrollado un simulador en tres dimensiones para

que los residentes y médicos se entrenen en esta técnica, mínimamente

invasiva y cada vez más empleada, intentando mejorar la curva de

aprendizaje y subsanando los problemas de tiempo en quirófano y de

posibles complicaciones para el paciente.

Las ventajas del

programa informático, que ha sido elaborado en colaboración con el

Servicio de Traumatología del Hospital Severo Ochoa, son claras: ahorro

de costes y reducción de riesgos para el paciente.

Hasta

ahora los métodos de aprendizaje de esta técnica quirúrgica pasaban bien

por la experimentación con animales, con cadáveres, o por la sala de

operaciones junto a un médico con experiencia. El simulador pretende

convertirse en una cuarta vía y servir para una de las partes más

complicadas de esta técnica, ya que en la cirugía artroscópica no se ve

directamente lo que se hace, sino a través de una cámara conectada a un

monitor y tampoco se toca con nuestras manos las estructuras que se

pretenden reparar, sino a través de un instrumental bastante complejo y

específico. Por lo que la coordinación de lo que hacemos, mirando a un

monitor es bastante difícil de obtener.

De momento no les ha

ido mal. Los doctores D. Luis Pastor, Catedrático de Arquitectura y

Tecnología de Computadores y su José Manuel Fernández Fernández-Arroyo,

traumatólogo del Hospital Severo Ochoa, y su equipo han recibido un

premio en el Congreso de Investigación de la Sociedad Española de

Cirugía Ortopédica y Traumatología (INVESCOT 2003).

Cabe destacar que los médicos que han experimentado con la herramienta, según

Pastor, opinan que mejora la orientación espacial y que la sensación

táctil experimentada es muy similar a la obtenida en el acto quirúrgico

y ven un futuro muy prometedor a la simulación quirúrgica. Y aunque ya

se ha conseguido reproducir visualmente lo que vería la cámara, las

aspiraciones van más allá: Ahora estamos trabajando para intentar

reproducir las diferentes sensaciones táctiles de cada estructura

(hueso, músculo ligamento, etc), resalta Pastor.

En la

actualidad, los investigadores mantienen contactos con una importante

empresa española interesada en simuladores para la explotación comercial

del prototipo con el fin de mejorar la enseñanza de la cirugía

artroscópica.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor