El sistema de auto-conducción de Google se considerará como un conductor por los reguladores

LegalRegulaciónSeguridad

La circulación de los coches autónomos por las carreteras estadounidenses podría ser una realidad dentro de poco. Esta consideración puede ser un avance para su llegada.

EE.UU ha dado un paso adelante para que los coches sin conductor puedan transitar libremente por las carreteras y calles del país. La National Highway Traffic Safety Administration, organismo nacional que regula las normas de circulación, ha aceptado considerar a los sistemas de auto-conducción de Google como “conductores” bajo las leyes federales.

La administración le envió una carta hace unos días a la compañía de Mountain View para informarle de su decisión. En realidad es la respuesta a un documento que Google le hizo llegar a la NHTSA en la que proponía un diseño de automóviles que no necesitaban un conductor humano.

“Estamos de acuerdo en que los coches autónomos de Google no tendrán un ‘conductor’ en el sentido tradicional en el que los coches han tenido conductores en los últimos más de cien años”, señala el organismo en su escrito.

Hasta ahora todos los actores que estaban tomando partido en el negocio de los coches sin conductor se han quejado de que las normas de seguridad estatales y federales estaban impidiendo la realización de pruebas y el despliegue de este tipo de vehículos.

California ha propuesto un borrador de ley en el que se incluye que estos coches lleven volantes y todos los modelos tengan a bordo a un conductor con carnet.

Una de las cuestiones que se plantea en el ámbito de la seguridad es que si hay un fallo técnico un componente humano pueda tener el control del vehículo. Esto también genera muchas cuestiones: ¿Debería realizarse un control remoto del coche? Y si esto es posible ¿Cómo evitar que un hacker se adueñara de los mandos? ¿Quién podría tener acceso al control remoto del coche?

En España aún queda mucho para que podamos ver estos vehículos circular por nuestros barrios o adelantándonos en la autopista.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor