Slack, el WhatsApp empresarial que no deja de crecer

PCWorkspace
1 8

Esta aplicación enfocada al segmento B2B ha superado los 500.000 usuarios activos diarios.

Las apps de mensajería instantánea no solo tienen recorrido en el sector de consumo. Hay un espacio para ellas en el ámbito corporativo. Slack, una startup B2B, que acaba de cumplir un año de vida, es el mayor ejemplo de que no todo estaba hecho en el ámbito de las comunicaciones. Esta herramienta tiene el honor de ser la app de negocios que ha experimentado el crecimiento más rápido de la historia.

Slack ya cuenta con medio millón de usuarios activos al día (una cifra que se ha duplicado en los últimos seis meses), 135.000 cuentas de pago y 60.000 equipos que utilizan la herramienta. Cada mes se envían 300 millones de mensajes y los usuarios dedican al servicio aproximadamente 100 millones de horas. En este primer año la compañía ha conseguido 12 millones de dólares de ingresos.

Lo que llama la atención es la facilidad que ha tenido la startup para hacerse un hueco en un segmento que no es fácil. Las empresas son lentas en adoptar ciertas tecnologías, pero la compañía ha conseguido romper la tendencia y calar en organizaciones de todo el mundo. Lo cierto es que la mayoría son startups, las cuales son más flexibles para ciertas herramientas. Su éxito puede deberse a su facilidad de uso, su cercanía o la forma en la que se relaciona con los clientes. El aspecto diferencial es el toque humano con el que hablan con ellos, usando emojis y mensajes.

Slack fue fundada 12 meses atrás por Steve Butterfield, su actual CEO. Muchos le conocen por haber fundado el servicio de imágenes Flickr, que en 2005 fue adquirido por Yahoo!. Actualmente da trabajo a 103 personas.

“El factor más importante en nuestro éxito es el momento. Por supuesto que Slack es un buen producto, pero sin un número de servicios anteriores, como BlackBerry Messenger o iMessage de Apple, la gente no estaría cómoda con la idea de enviar explosiones cortas de comunicaciones de un lado para otro”, explica Butterfield a Forbes. “Estos servicios allanaron el camino para que la mensajería se moviera en el mundo de los negocios. Y ahora hay espacio para la idea de un sistema de mensajería principalmente para el trabajo”, añade.

Ayer mismo la startup consiguió entrar en el club de las compañías cuya valoración supera los 1.000 millones de dólares. En octubre habían recaudado 120 millones de dólares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor