El smartwatch de Google, listo para su presentación

Empresas

Con el nombre en clave Gem, el smartwatch de Google estará basado en el servicio Google Now y dispondrá de muchas de las funciones de Google Glass.

Samsung, Sony… y ahora Google. Todas las grandes firmas tecnológicas quieren tener un smartwatch en el mercado, y el desarrollador de Android no iba a ser menos. Google está listo para anunciar a finales de este mes su propio reloj inteligente, que tiene el nombre en clave Gem, de acuerdo con la información de CNET.

Aunque todavía se conocen pocos detalles sobre el reloj en el que está trabajando Google, la web 9to5Google aventura que el smartwatch estará basado en el servicio Google Now. El asistente personal virtual ofrece respuestas a las preguntas e información relevante para el usuario. Las mismas direcciones, citas y otros datos que aparecen ahora en el teléfono inteligente serían enviadas a Google Gem.

La compañía de Mountain View quiere lanzar un producto con funciones diferentes a los demás relojes inteligentes que han sacado sus competidoras al mercado. Entre las notificaciones que recibiría el reloj inteligente que está preparando Google, figuran la información del tráfico, restaurantes, hoteles o tiendas cercanas.

Además, muchas de las funcionalidades implantadas en Google Glass pasarían al smartwatch, que así no tendría que estar vinculado a un smartphone. De este modo, se instalaría la opción de pulsar un botón, hacer una pregunta y obtener una respuesta dentro del propio reloj. Google también está tratando de dotar al dispositivo con una batería de mayor vida útil, además de carga y soporte para Bluetooth 4.0.

El único problema es saber si Google podrá entrar con éxito en un mercado que aún no funciona demasiado bien. A pesar de la imagen cool de los smartwatches, las ventas siguen siendo bastante bajas, de acuerdo con una encuesta reciente de On Device Research y CCS Insight. La encuesta también revela que el 40% de los propietarios de un smartwatch deja de usarlos porque se olvidan de ellos o se aburren con la tecnología. Otro inconveniente es que los relojes inteligentes necesitan operar en conjunto con los teléfonos inteligentes, lo que reduce significativamente su autonomía.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor