Snapchat culpa a los usuarios de la última filtración de fotos

CortafuegosEmpresasSeguridad
Snapchat

Siguiendo su particular estilo, Snapchat ha publicado un comunicado en su blog en el que básicamente culpa a los usuarios de usar aplicaciones terceras que han llevado a la filtración de fotos.

La última filtración de cientos de miles de fotos privadas de Snapchat, que supuestamente tenían que haber desaparecido al poco de ser mandadas, se conoce ya como the Snappening y, lejos de admitir su responsabilidad, Snapchat ha publicado un comunicado en el que niega tener ninguna culpa.

Si bien Snapchat tiene algo de razón, ya que la filtración se ha debido al uso por parte de los usuarios de aplicaciones de terceros como Snapsaved, como ya han demostrado las multas y constantes advertencias gubernamentales, Snapchat no cumple los requisitos necesarios de seguridad y los usuarios no deben esperar que las imágenes enviadas a través de Snapchat vayan a ser eliminadas totalmente.

En el caso de Snapsaved y otras aplicaciones similares, aprovechan la falta de seguridad de Snapchat para usar una API obtenida por ingeniería inversa, ya que Snapchat no ofrece su propia API oficial. Según el comunicado se muestran muy contentos porque haya interés en desarrollar aplicaciones para Snapchat, pero avisan de que mientras no sean oficiales violan sus términos de uso y no se hacen responsables.

La postura de Snapchat ante esta situación puede entenderse, pero como siempre, muestra una falta total de responsabilidad, la misma que ha llevado a confundir a los usuarios asegurando algo que ya se ha demostrado que no pueden ofrecer, y que es la base de su negocio, la eliminación completa de lo que se envíe. Lo increíble es que aún así haya conseguido 10.000 millones de dólares en su valoración.

Si bien es complicado limitar el desarrollo de aplicaciones externas y Snapchat indica que persiguen a las mismas para tratar de eliminarlas, el esfuerzo de la empresa por mejorar su seguridad y proteger a sus usuarios es mínimo, y ante filtraciones de este tipo, aunque sigan el mismo modo de proceder público de Apple en el que niega su responsabilidad, al menos podría hacer luego como la empresa de Cupertino y mejorarla tras un escándalo de esta magnitud. Quizás lo que hace falta es que salga perjudicado algún famoso.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor