Snowden defiende combatir las noticias falsas con más pensamiento crítico

CiberpoderRegulación

En una entrevista con Jack Dorsey, Snowden exige una definición común de terrorismo y se muestra despreocupado por las futuras acciones de Trump contra él.

El ex contratista de la NSA Edward Snowden es un referente a la hora de hablar de seguridad, privacidad en la Red y, en general, de todo lo que tenga que ver con el ciberpoder. Así que la entrevista que mantuvo ayer vía Periscope con el CEO de Twitter, Jack Dorsey, prometía declaraciones jugosas. Y las hubo.

El controvertido experto en ciberseguridad comenzó criticando algunos de los defectos que encuentra en Twitter, como la pérdida de caracteres al integrar links e imágenes o la falta de una experiencia unificada e integrada, y dio consejos a Dorsey para mejorar su plataforma. No obstante, reconoció que Twitter posee un valor sorpredente.

Pero las declaraciones más interesantes de Snowden llegaron cuando habló de la lucha contra el uso de las redes sociales e Internet para promover el terrorismo. El ex agente de la NSA considera razonable que “todas estas empresas, Google, Facebook, quien sea, se unan para crear una base de datos de lo que creemos contenido terrorista”. Lo que no ve tan razonable es la carencia de una definición común de terrorismo, que pueda aplicarse tanto a los Estados Unidos como a regímenes como Turquía.

Snowden, quien asegura que si pudiera volver al pasado no cambiaría su actuación, se mostró despreocupado por cómo puede afectar a su estatus la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. “No me preocupa si Trump le pide a los rusos que me entreguen, porque aunque sería una violación de los derechos humanos, sólo me afectaría a mí y probaría que no soy un espía ruso”, afirmó.

En cuanto al problema de las noticias falsas, en el candelero últimamente, Snowden cree que no se puede resolver con la esperanza de un árbitro. Más bien considera que somos “nosotros como participantes, como ciudadanos, como usuarios de estos servicios, quienes nos ayudamos mutuamente, hablamos, compartimos y señalamos lo que es falso y lo que es verdad”.

La respuesta al mal discurso, según él, no es la censura, “es más discurso. Tenemos que difundir la idea de que el pensamiento crítico importa ahora más que nunca”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor