SnowShoe y sus sellos inteligentes obtienen 3,5 millones de dólares

EmpresasFinanciación
SnowShoe

SnowShoe sigue adelante con sus planes para estandarizar el uso de sus sellos inteligentes en smartphones y tablets. Con varios eventos con éxito, una segunda ronda de financiación semilla aporta 1 millón de dólares más.

Estamos ya acostumbrados a varias aplicaciones de realidad aumentada que permiten que se pueda realizar una función especial al detectar por cámara una marca concreta o una forma, también al uso de etiquetas NFC, RFID o dispositivos con Bluetooth que interactúan con los móviles, pero la propuesta de SnowShoe es diferente.

Esta startup ha creado unos ‘sellos inteligentes’ que permiten activar funciones con sólo presionarlos sobre la pantalla del dispositivo móvil. Los sellos de SnowShoe no utilizan ningún tipo de sensor, emisor ni tecnología especial integrada, lo que hacen es utiliza impresión 3D en la que se combina filamento conductivo y no conductivo, de forma que la parte inferior forma un patrón que simula las pulsaciones de varios dedos cuando se presiona sobre la pantalla.

Este sencillo, pero a la vez, eficaz sistema, que plantea el uso de objetos físicos que contactan directamente con el móvil y que no depende de ninguna tecnología especial, a parte de una pantalla multitáctil, resulta realmente útil y mucho más práctico para tener la mayor cobertura posible en los dispositivos.

Su utilidad, demostrada además en varios eventos y campañas reales, ha llevado a que una segunda ronda de financiación semilla aporte 1 millón de dólares más, que se unen a los otros 2,5 millones de dólares que ya había conseguido en otras rondas de financiación.

Actualmente SnowShoe cuenta con 3.000 desarrolladores que utilizan su API, incluyendo pequeñas y grandes empresas multinacionales. Cifras que aumentarán notablemente con esta nueva financiación, ya que les permitirá llegar a un acuerdo para fabricar sus sellos en Asia, superando los entre 3.000 y 4.000 sellos mensuales que pueden producir ahora con sus 20 impresoras 3D en Wisconsin. La fabricación externa permitirá además que se pueda reducir el coste de cada sello de 2,50 dólares a 1, con el objetivo de llegar a 0,25 dólares por unidad.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor