Sólo el 24% de los trabajadores conoce las funcionalidades de las tecnologías de su oficina

Empresas

El informe revela una “clara desconexión” comunicativa entre los responsables que compran los productos tecnológicos y los usuarios finales.

Un estudio elaborado por la empresa Canon revela que apenas el 24% de los empleados europeos conoce las funcionalidades que ofrecen las tecnologías presentes en su oficina. El informe identifica una “clara desconexión” entre los responsables que toman las decisión de compra de productos tecnológicos y los usuarios finales, algo que puede influir negativamente en el valor “a largo plazo de las inversiones tecnológicas” de las empresas.

El proyecto realizado en el marco de un estudio europeo independiente sobre tendencias tecnológicas en entornos de oficina europeos, denominado Office Insights 2013, concluye también que a pesar del esfuerzo realizado para reducir el uso del papel, los documentos impresos y electrónicos siguen siendo un elemento central en los procesos de trabajo. Asimismo, la forma en la cual los empleados suelen gestionar estos documentos también está cambiando, debido a factores como la creciente flexibilidad en los entornos de trabajo, la conectividad móvil y la utilización de dispositivos móviles personales para usos profesionales.

Junto a estos datos, otras estadísticas relevantes hacen mención a que uno de cada tres usuarios no podrían trabajar sin impresora, así como que dos de cada cinco usuarios destacan el valor de la impresión móvil y desean utilizar sus propios dispositivos móviles para fines profesionales.

Por último, el estudio también revela una “clara falta de comunicación” entre los compradores y usuarios de la tecnología. De hecho, el informe asegura que, en muchas ocasiones, los empleados son excluidos del proceso de selección de la tecnología, a pesar de que su opinión y experiencia “resulta crítica” para un óptimo aprovechamiento de las inversiones. “Mientras los responsables de comprar la tecnología se centran en la rentabilidad, los usuarios quieren dispositivos con una rica funcionalidad, pero al final, los criterios de costes se imponen al resto”, concluye.

 

 

 

 

 

 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor