Sony anuncia su cuarta pérdida anual y una vuelta a la rentabilidad para este año

Empresas

La recuperación del negocio de componentes y electrónica de consumo permitirá a Sony ganar 30.000 millones de yenes este año, en lugar de los 456.000 millones perdidos en 2011.

Después de anunciar una pérdida neta de 4.420 millones de euros para su último año fiscal, que supone su cuarta pérdida anual consecutiva, Sony ha anunciado que espera volver a la rentabilidad este año gracias a una recuperación del negocio de componentes y de electrónica de consumo.

Para este año fiscal, que acabará el próximo mes de marzo, la compañía prevé un beneficio neto de 30.000 millones de yenes (290 millones de euros), un beneficio operativo de 180 millones de yenes, y un 14% más en cuanto a ingresos, hasta los 7,4 billones de yenes.

Entre las previsiones de la compañía está una mejora en sus negocios de cámaras digitales, componentes y ordenadores personales, muy afectados el año pasado por el terremoto y posterior tsunami que afectó a Japón, además de por las inundaciones en Tailandia, donde la compañía japonesa tiene un importante centro de producción.

Sony también ha dicho que espera que las pérdidas de su negocio de pantallas para televisores se reduzcan este año fiscal gracias a la restructuración y a que se ha puesto fin a la joint venture que la compañía mantenía con Samsung Electronics.

Bajo la nueva dirección de Kazuo Hirai Sony ha reducido 10.000 empleos, un 6% de la plantilla de la compañía. El mes pasado el directivo aseguró que el futuro de Sony está en los dispositivos móviles, el mercado de juegos y las cámaras, y anunció fuertes recortes en el negocio de televisores, que ha perdido más de 9.300 millones de euros en nueve años.

Esta semana Sony anunciaba una pérdida neta de 456.660 millones de yenes, o 4.427 millones de euros para 2011, la cuarta pérdida anual consecutiva de la compañía. La pérdida operativa de la compañía ha sido de 67.280 millones de yenes sobre ingresos de 6,496 billones de yenes.

El negocio de televisores de Sony ha perdido dinero por octavo año consecutivo y demuestra el declive japonés en este mercado que una vez dominó de manera casi absoluta. Ni Sony, Ni Panasonic o Sharp han sido capaces de mantener la competencia de compañías como Samsung (coreana), que el mes pasado anunció el mayor beneficio trimestral de su historia.

En el cuarto trimestre fiscal, que va de enero a marzo, Sony tuvo unas pérdidas de netas de 255.100 millones de yenes, una cifra inferior a los 388.800 millones del mismo periodo de hace un año.

Sony ha dicho que para este año espera vender más de 33 millones de smartphones, una cifra que superaría los 22,5 millones que se vendieron el año pasado. Para conseguirlo la compañía se ha quedado con la parte de Ericsson en la joint venture de ambos con el objetivo de integrar este negocio con las otras unidades de electrónica de consumo de Sony.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor