Sony no quiere repetir errores del pasado con su PS4

Empresas

Sony no quiere ni un error con la siguiente consola que sacará al mercado. Días atrás informábamos aquí en Itespresso de que la PS4 podría llamarse Orbis y ahora a esos rumores se unen otros que detallan fechas y planes de lanzamiento además de estrategias para destacar entre la previsible competencia del sector de las consolas domésticas. El año 2013 será el escenario de tan cruenta batalla.

Microsoft podría tener parte de la clave para la futura PlayStation.

Todo apunta a que finales de 2013 sería el momento en que la nueva Xbox, que probablemente puede recibir el nombre Xbox720, hará su aparición. Sony quiere golpear antes. En 2005 aprovecharon el salón E3 para presentar la actual PS3, una consola que dejó a todos embobados, pero diversos retrasos hicieron que no llegase a los mercados hasta noviembre de 2006. Demasiado tiempo.

Microsoft aprovechó ese plazo y especialmente la frustración de los desarrolladores de juegos que se cansaron de esperar  que estuviese operativa la plataforma de Sony, concediéndole más atención a la compañía de Redmond así como a Nintendo, que por aquella época también aprovechó para sorprender con Wii, una consola que quizá hacía gala de una menor potencia gráfica pero que supo revolucionar el modo de jugar con los sensores de movimiento de sus mandos.

Esa “tormenta perfecta” hizo bastante daño a la consola de Sony y ahora no quieren repetir una situación ni remotamente parecida. Aunque han tardado casi una década en cerrar la brecha, la PS3 no es la gran líder del mercado que cuando se anunció se pronosticaba.

Para comenzar a sentar diferencias, Orbis empieza por funcionar sobre una plataforma x86 con un corazón que pasaría de 8 a 24 núcleos y podría manejar resoluciones de 4096×2160 píxeles. Antes de que vayas tirando tu tele FullHD y empieces a familiarizarte con el estándar 4K te recordamos que podrás disfrutar de juegos en 3D a 1080p.

La controversia está servida con la intención de Sony (ojo, y de Microsoft) de bloquear los juegos que se pueden ejecutar en las consolas, limitándolos de manera que el negocio de los usados o incluso el préstamo entre amigos serían cosa del pasado… o bien habría que pasar por caja.

Tal vez aquí habría que incidir en que un futuro desarrollo adecuado del sistema de juego online y la red PlayStation Network podrían tener la clave para esta y otras cuestiones, teniendo en cuenta el gran potencial de las conexiones a Internet actuales, no sólo para jugar en red sino para descargas de juegos, niveles, actualizaciones…

Por otra parte en Sony no deberían olvidar la posibilidad de que desde Microsoft ataquen con toda una artillería combinada donde podría venderse la excelencia de la rumoreada interconexión entre sus tres plataformas/productos/gamas. Una compatibilidad/complementariedad entre Windows8/Windows8/Xbox720 podría atraer mucha atención y hacer mucha pupa a Orbis. ─[VG24/7]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor