Las acciones de Sony y Panasonic se hunden tras la recalificación de Fitch

Empresas
Sony Panasonic

Panasonic tienen mejores opciones de recuperarse que Sony gracias a su negocio de electrodomésticos, ha dicho Fitch, la agencia de medición de riesgos.

La debilidad de sus negocios es lo que ha llevado a Fitch, la agencia de medición de riesgos, a rebajar hoy la nota de la deuda emitida por estos dos fabricantes japoneses al nivel de “bono basura”. El anuncio supone una rebaja de tres escalones para Sony, desde “BBB-” a “BB-” y de dos escalones para Panasonic, que pasa de “BB-” a “BB”.

Steve Durose, responsable de las calificaciones de Fitch en la zona de Asia Pacífico, ha dicho que Sony está en peores condiciones de Panasoic al advertir que está perdiendo terreno en el mercado de la electrónica.

El experto cree que Sony es mucho más dependiente de un fuerte cambio en sus principales segmentos de electrónica que Panasonic; “en particular creemos que Sony tendrá que luchar para registrar ganancias operativas en las divisiones de entretenimiento para  el hogar, el teléfono móvil, y productos de PC en el corto y medio plazo”, dijo Durose.

Panasonic, “con una cartera de productos más fuerte, incluyendo un negocio de electrodomésticos comparativamente más estable, está por delante de Sony”, aseguran desde la agencia de medición de riesgos.

Las dos compañías han visto cómo sus fortunas se han ido socavando a favor de empresas como Apple y Samsung.

Los últimos datos de Gartner han mostrado la fuerte posición de Samsung en el mercado de smartphones, donde obtuvo una cuota de mercado del 22,9% en el tercer trimestre de este año, frente al 18,7% del mismo periodo de hace un año.

Para James McQuivey, Sony y Panasonic, son víctimas de procesos de desarrollo obsoletos. “Incluso cuando compañías como Apple, Samsung o incluso Microsoft ha mostrado que el futuro de los dispositivos está más en la experiencia que en la ingeniería, Sony y otros han continuado insistiendo en un modelo liderado por la ingeniería con decisiones que se toman en un laboratorio sin tener en cuenta cómo serán utilizados los productos”, dice el analista, añadiendo que esto pudio haber funcionado en los ’80 y ’90, pero que es inadecuado en la última década y que ahora tienen que responder por ello.

El pasado mes de abril Sony anunciaba un plan de reorganización para volver a la rentabilidad después de cuatro años de pérdidas. El plan contempla el despido de 10.000 empleados y centrar las líneas de acción en la imagen digital, videoujuegos y dispositivos móviles.

En cuanto a Panasonic, en 2011 sufrió una pérdida récord y este año también prevé números negativos, sobre todo en sus negocios de televisores y paneles.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor