Sony pide la retirada de otras 90.000 baterías de portátiles en Japón y China

Empresas

La compañía podría revisar a la baja sus previsiones de beneficios para el año fiscal en curso que finalizará el próximo 31 de marzo debido a este monumental fiasco.

Sony ha anunciado que pedirá la devolución de 60.000 baterías de sus ordenadores portátiles Vaio en Japón y otras 30.000 en China por el riesgo de recalentamiento, lo que eleva la cifra total en todo el mundo a ocho millones de unidades retiradas.

El gigante japonés de la electrónica se ha visto obligado a retirar del mercado todas sus baterías de ion de litio y a pedir la devolución de las ya vendidas para cambiarlas de modo gratuito. Se trata de una operación de gran magnitud que ya hicieron en agosto las firmas Dell y Apple, al revisar unos seis millones de sus ordenadores portátiles para cambiarles las baterías fabricadas por Sony.

Después de que se denunciaran diez casos de recalentamiento, uno de los cuales acabó con el ordenador en llamas, Sony reconoció que algunas de sus baterías de ion de litio pueden en raras ocasiones recalentarse y producir cortocircuitos.

Según la agencia Kyodo, Sony se halla investigando el número de baterías que ha fabricado para sus Vaio en todo el mundo y la empresa estima que podrían alcanzar las 250.000 unidades, de acuerdo con una fuente que no quiso facilitar su identidad. Un número que parece muy bajo si se considera que Sony vendió tres millones de unidades del Vaio en todo el mundo en el año fiscal de 2005, que finalizó el pasado marzo.

Las controvertidas baterías de ion de litio en cuestión son los modelos VGP-BPS2B (vendido también fuera de Japón) y VGP-BPS3A. En el mercado nipón, las baterías que serán retiradas se utilizan en 12 modelos del Vaio, entre los que se incluyen el VGN-T92PSY y el VGN-T91PSY. Sony, el segundo principal fabricante del mundo de baterías de ion de litio tras Sanyo Electric, señaló que anunciará el comienzo de la operación de retirada, el próximo 7 de noviembre, en su página Web.

Desde agosto, Dell, Apple, Lenovo, IBM, Toshiba, Hitachi, Fujitsu y Sharp han ordenado la retirada del mercado de 7,74 millones de baterías fabricadas por Sony que emplean sus ordenadores. Sony estima que el coste máximo de esta operación de devolución podría ascender a unos 30.000 millones de yenes (1.200 millones de euros), pero la cifra se quedaría pequeña si otras compañías, como Toshiba, reclamaran indemnizaciones. Fujitsu y Hitachi, que figuran en la lista de compañías que retiraran las baterías de Sony, también están estudiando presentar una demanda para recibir compensaciones, según informa la agencia Kyodo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor