Sony rebaja su previsión de beneficios

Empresas

Las perspectivas de ingresos por operaciones también han sufrido un fuerte recorte, al bajar la estimación un 62 por ciento, de los 1.092 millones de dólares a 420 millones.

Sony no vive su mejor momento. El gigante japonés de la electrónica ha rebajado un 38 por ciento su previsión de beneficios netos para el año fiscal 2006, debido a la retirada de sus baterías de ordenadores portátiles por defectos de fabricación y la rebaja del precio de la PlayStation 3.

La compañía indicó que para el ejercicio en curso, que finalizará el próximo 31 de marzo, espera unos beneficios de 80.000 millones de yenes -672 millones de dólares-, respecto a los 130.000 millones de yenes -1.092 millones de dólares- que figuraban en su previsión de julio.

Las perspectivas de ingresos por operaciones también han sufrido un fuerte recorte, al bajar la estimación un 62 por ciento, de los 130.000 millones de yenes iniciales -1.092 millones de dólares- a los actuales 50.000 millones de yenes -420 millones de dólares-.

Sony reconoce que este revés se debe a “los gastos por la llamada a talleres realizada por Dell , Apple y Lenovo de los paquetes de baterías de ordenadores portátiles que usaron baterías de ion litio fabricadas por Sony y al coste del posterior programa global de sustitución”.

La compañía anunció que para sufragar este coste planea registrar una provisión de 51.000 millones de yenes 429 millones de dólares en el área de electrónica durante el segundo trimestre del año fiscal en curso. Se calcula que Sony se dispone a retirar del mercado y reemplazar gratuitamente unos 8 millones de baterías de ion de litio.

Después de que se denunciaran 10 casos de recalentamiento, uno de los cuales acabó con un ordenador en llamas, la empresa japonesa reconoció que algunas de sus baterías de ion de litio pueden en raras ocasiones recalentarse y producir cortocircuitos.

El retraso del lanzamiento de la consola PlayStation 3 (PS3), por problemas en su producción, así como el anuncio de la rebaja de su precio para poder competir con sus rivales de Nintendo y Microsoft, han contribuido también a esa contracción de las previsiones de Sony.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor