Sony reduce su previsión económica anual ante las pérdidas trimestrales

Empresas

La firma ahondó aún más en la crisis en la que se encuentra al registrar pérdidas de 53,7 millones de euros en el primer trimestre de su año fiscal.

Tras los resultados Sony anunció un drástico recorte en sus previsiones de ganancias para 2005, del 88 por ciento, anunció hoy la compañía en un comunicado. Este cambio en la previsión supone que el grupo ganará 73,6 millones de euros en el año fiscal recién iniciado, frente a los 584 millones de euros anunciados en abril.

Las ventas durante el trimestre se situaron en 11.700 millones de euros, un 3,3 por ciento menos que en 2004, mientras que el beneficio operativo pasó de 66.200 euros el año pasado a pérdidas de 110.000 euros este trimestre.

Las ventas en el segmento electrónico, el más tradicional del grupo, descendieron un 1,4 por ciento, a pesar del aumento en la facturación de memorias flash y del Network Walkman, así como de los televisores de pantalla plana LCD. En el segmento de los videojuegos, las ventas aumentaron un 64 por ciento gracias al buen comportamiento de los productos tanto de hardware como de software.

En el caso de los productos fotográficos, el descenso de las ventas fue del 2,6 por ciento, mientras que los servicios financieros mejoraron su resultado un 15,1 por ciento, gracias sobre todo a la mejora en los seguros Sony Life.

El grupo atribuye los cambios en la previsión de beneficios al aumento de los costes de reestructuración, al deterioro en los resultados operativos, a las alteraciones en los precios de mercado y al mal comportamiento de las ventas de televisores, por debajo de lo previsto.

En marzo, Sony nombró por primera vez presidente de la compañía a un extranjero, Howard Stringer, lo que fue interpretado como un nuevo intento de acabar con la crisis, esta vez mediante la adopción de cambios en la cultura empresarial que redundarán en una mejora de los beneficios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor