Sony reduce sus pronósticos de beneficios debido a su negocio de baterías

EmpresasMercados financieros

La venta de la división de baterías de Sony a Murata Manufacturing no solo supone un ahorro importante a la larga, también un recorte de sus ingresos que acaban de trasladar a sus pronósticos.

Hace unos meses, en julio de este año, Sony anunció la venta de su división de baterías a Murata Manufacturing. La venta, por alrededor de 17.500 millones de yenes, no es tan importante por la inyección de capital, sino por el hecho de que con ella transfiere a 8.500 de sus trabajadores, el 6,8% de su plantilla.

De los 125.300 trabajadores de Sony, los 8.500 que trabajan en la que era su división de baterías suponían una importante merma en los beneficios de Sony, ya que el negocio de baterías no iba como esperado y, aunque generaba bastantes ingresos, también pérdidas destacables.

Con la venta a Murata, Sony se quita la losa de encima de un negocio que no le resultaba rentable, con una reducción que llegaría a los 33.000 millones de yenes, una cifra inferior a los 40.000 millones que predecían analistas como Credit Suisse Group.

La venta también afectará a sus próximos resultados anuales, por lo que Sony ha decidido modificar sus pronósticos un 10%, y de sus cifras de ganancias estimadas de 300.000 millones de yenes, cercanas a los 307.500 millones de yenes anuales que esperaban los analistas, han pasado ahora a ser unos 270.000 millones de yenes.

Queda por saber si las cifras de Sony consiguen convencer a los inversores y los mercados, ya que la compañía consiguió subir un 1,9% antes del anuncio, con lo que lleva una subida de un 12% en lo que llevamos de año.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor