Spam para proteger las patentes

Regulación

Un robot de correo envía mensajes a todos los usuarios españoles de KaZaA.

El sector discográfico español se ha dirigido en el último mes a más de 10.000 internautas españoles para advertirles sobre las consecuencias de poner su música a disposición de todos los usuarios de Internet a través de las redes de intercambio de archivos (P2P).

El presidente de Promusicae, Antonio Guisasola, dijo hoy a Europa Press que en el último mes “se han enviado más de 10.000 mensajes automáticos a internautas españoles” que intercambian canciones protegidas por derechos de propiedad intelectual, integradas dentro de una “lista de repertorio español”.

Para ello, la industria cuenta con un robot que opera en la red de KaZaA, el cual envía un mensaje de forma automática cada vez que detecta a un usuario residente en España que intercambia música protegida con derechos de autor. Guisasola precisó que en la actualidad “se está trabajando para ampliarlo a otros sistemas, como eMule y eDonkey.

En concreto, los internautas reciben un mensaje titulado El uso de programas de intercambio para transmitir ficheros musicales es ilegal y en el que se afirma que “se ha detectado que desde su ordenador personal se pueden estar comunicando al público ficheros musicales que contienen obras y prestaciones protegidas por los derechos de propiedad intelectual”.

El mensaje automático explica que “cuando se intercambia música sin licencia se infringe la Ley de Propiedad Intelectual actualmente vigente” y recuerda que, para evitarlo, “simplemente impida el acceso de los demás a su carpeta compartida”.

Además, los titulares de derechos de propiedad intelectual advierten a los internautas de que “esta conducta podría dar lugar a acciones legales de acuerdo” con la legislación vigente en España. En este sentido, Guisasola explicó que la industria prefiere no tener que acudir a los tribunales, a pesar de que no lo descartó. “No nos gustaría acudir a la Justicia, pero no se puede descartar que acabemos demandando a los usuarios como en otros países”, añadió.

Así, la Federación Internacional de Productores Discográficos (IFPI), a través de sus organismos nacionales, ha acudido ya a los tribunales en Holanda, Finlandia, Irlanda, Islandia, Austria, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia y Reino Unido para demandar a internautas.

Por último, el texto automático recoge que el intercambio de archivos en la Red mediante los programas P2P “puede ser observado y controlado por terceros, lo que puede poner en grave riesgo los datos que almacena y su propia intimidad”, y recuerda a los internautas que esta actividad “no sólo es ilegal, sino que además daña de forma permanente todo el proceso creador”, con “pérdidas irreversibles de puestos de trabajo”.

Finalmente, Guisasola explicó que esta iniciativa de las discográficas españoles ya se ha hecho en otros países y la situó dentro de “la campaña de concienciación que se está llevando a cabo” para explica que hay “alternativas legales” para consumir música en Internet.

Promusicae (Productores de Música de España), asociación que agrupa a la casi totalidad de productores de música en España, fue fundada en 1978 con la denominación de AFYVE y es miembro de la IFPI.

Precisamente, la IFPI anunció hoy 963 demandas judiciales individuales contra usuarios de Internet de once países por descargar música de forma ilegal desde la Red e intercambiarla con otros usuarios. En su primer año de litigios judiciales en Europa, la industria comunicó que 248 internautas han tenido que pagar multas o indemnizaciones, por valor de más de 3.000 euros cada uno.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor