SPC, o cómo combinar buen diseño y especificaciones con bajos precios

EmpresasMovilidadTabletas

SPC lleva dos décadas dedicada a la fabricación de teléfonos. Ahora, quieren reconvertirse como una empresa productora de tablets y relojes inteligentes.

Los fabricantes de teléfonos inteligentes y electrónica de consumo de origen español se van haciendo poco a poco más visibles y empiezan a darle vida a sus propias marcas. A empresas como Airis, BQ, Woxter, Szenio o Unusual se suma también SPC, una compañía que tiene más dos décadas pero que está renovando todo su portafolio para adaptarse a los nuevos tiempos.

SPC se fundó en 1989, coincidiendo con la liberación del mercado de la telefonía, como una compañía especializada en la fabricación de teléfonos fijos. En el 2000 comenzaron a vender su primer teléfono inalámbrico y tres años después introdujeron una línea dirigida a personas mayores.

2005 fue el año de su diversificación. La empresa alavesa comercializó su primer MP3, una gama donde no les ha ido nada mal. A día de hoy, son número uno en unidades vendidas en España, con un 17% de cuota, y superando a Apple, quien dispone de un 14% de marketshare con sus iPod.

Los productos que tienen hoy en esta gama se orientan al mundo deportivo y del ejercicio físico, porque según comentan el MP3 tradicional “ya no se usa tanto. Ha sido sustituido por el smartphone”.

En 2007 la familia de electrónica de consumo se hizo más grande y la empresa empezó a vender también marcos digitales, discos duros multimedia, etc.

 

 

spc-tablets-glow-glee

En el segmento de los tablets, el fabricante cuenta con dos gamas de producto: Glee y Glow. SPC entró en esta aventura en 2012, con no demasiado éxito. Entonces los tablets no se habían democratizado aún, Android 2.2 (y 2.3) era el sistema operativo predominante y los precios aún estaban por las nubes, a excepción de algunas marcas más económicas.

El Glee 7 es un modelo más modesto y acorde a todos esos tablets de 7 pulgadas que circulan por el mercado. La familia Glow dispone de prestaciones más avanzadas, con una versión de 8 pulgadas y otra de 9,7 que recuerdan poderosamente a ciertas tabletas con una manzana en su dorso. El último de ellos también se puede adquirir en versión 3G. Se pueden encontrar por entre 99 y 199 euros los modelos con WiFi y por 249 el que tiene ranura para SIM. Todos son tablets con procesador quad-core y la casa se compromete a tener el sistema operativo de los mismos con actualizaciones constantes.

SPC también piensa a meter cabeza en el sector de los relojes inteligentes. La firma lanzará a finales de julio un smartwatch compatibles con iOS o Android que podrá conectarse a teléfonos con las dos plataformas mediante Bluetooth 4.0. Dispondrá de lectura de notificaciones de WhatsApp, SMS, etc, visualización del tiempo, disparador para la cámara del smartphone asociado, podómetro y remote control para localizar nuestro móvil y bloquearlo. El fabricante cuenta con un SDK (kit de desarrollo de software) para que los desarrolladores creen nuevas aplicaciones para el gadget. Su precio estará por debajo de los 99 euros.

No es la única tentativa de SPC en el campo de los wearables. En septiembre distribuirán dos pulseras al estilo de Fitbit. La primera de ellas, compatible con iOS y Android tendrá una pequeña pantalla con podómetro que mostrará pasos andados y calorías consumidas, entre otras cosas. Su PVP será de 49 euros. El otro modelo, sin pantalla, no pasará de los 19.

La empresa está preparando muchas novedades para septiembre. Será entonces cuando lancen una página de ecommerce propia con sus productos. Actualmente estos los distribuyen en la web de terceros SPCmania.com y a través de grandes superficies como El Corte Inglés o Media Markt.

El lev motiv de SPC es ofrecer productos con un diseño cuidado y buenas especificaciones a precios asequibles. Y por lo que hemos podido ver, cumplen con lo que prometen.

spc-mp3

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor