Splinter Cell

Empresas

Este juego de arcade desarrollado para Xbox viene a ponérselo difícil a Metal Gear Solid 2, que además es un juego que no está disponible para la consola de Microsoft.

Encarnamos a Sam Fisher, un agente de campo de la NSA (Agencia para la seguridad Nacional) que va a visitar distintas partes de mundo en varias misiones de infiltración que harán las delicias de los fans de Metal Solid 2. Uno de sus puntos fuertes es que tienes distintas posibilidades para ir abriéndote camino a través de los niveles. Como es natural en este tipo de juego, habrá que ser cuidadoso para que los enemigos no perciban nuestra presencia. Esto contempla el caminar de manera sigilosa, atacar por detrás y ocultar los cuerpos nockeados, toda una delicia.

El medidor de sigilo nos indicará si nuestros pasos son escuchados, pero las luces y las sombras también juegan un papel muy importante, ya que la sombra que proyectemos podrá ser vista por otros. Ya hemos sentido esta sensación en otros juegos, pero en Splinter Cell se lleva más allá. También habrá que tener cuidado con el suelo que pisemos para hacer el menor ruido posible (madera, moqueta…), o por si hay cristales en el suelo, como la vida misma.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor