Startup Academy abre sus puertas para formar a los empleados de la era digital

Empresas

A partir del 15 de noviembre, veinte alumnos empezarán a formarse en Madrid durante cuatro meses en los perfiles profesionales más demandados por las empresas tecnológicas y startups.

Growth hackers, jefes de proyecto, desarrolladores, técnicos de marketing, diseñadores de producto… Hasta un 26% de las empresas reconoce su dificultad para cubrir puestos específicos. Para cubrir esta demanda, abre sus puertas Startup Academy.

Con un coste de 6.900 euros (se puede financiar y están buscando algún tipo de acuerdo con distintas organizaciones para la concesión de becas), el programa ofrece una visión práctica y concreta de una startup en Internet.

Así, en los cuatro meses que dura el curso, el alumno tendrá que llevar a cabo un proyecto en equipo desde la fase de idea hasta la validación, como parte del módulo troncal. Este está dividido en cuatro áreas: Kick off & Team Building, People & Technology, Experience Thinking y Acceleration & Growth.

A continuación, tendrá la posibilidad de elegir entre tres especializaciones posibles: traction, code y business. Mientras que el módulo Traction ofrece una visión completa en el área del marketing online, formando a los futuros data scientist o growth hackers; Code va dirigido a aquellos con una base de programación, de modo que puedan profundizar en Ruby on rails o experimentar con git, Heroku, etc; y Business se centra en enseñar las habilidades necesarias para liderar el día a día de una startup.

Con 400 horas lectivas, distribuidas entre viernes de 16:00 a 21:00 y sábados de 9:00 a 14:00 y de 15:00 a 18:00, el programa es eminentemente práctico, un 75%, frente al 25% teórico.

A pesar de que el coste de primeras parece excesivo, Fernando Becerra, socio fundador de Startup Academy, está convencido de que todos los alumnos conseguirán tener un trabajo cuando salgan. “Cuesta muchísimo encontrar talento y nosotros nos vamos a centrar en formar a los profesionales que demandan las empresas y no encuentran”. De hecho, no duda incluso de que los propios profesores, vinculados al mundo empresarial, fichen a algunos de ellos para trabajar en sus propias compañías.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor