Startups y emprendimiento en Latinoamérica: I) Argentina

Empresas

Argentina es uno de los países con mayor PIB de Latinoamérica. A pesar de sus carencias en innovación y emprendimiento, es un mercado pujante en áreas como el ecommerce.

Después de analizar el panorama de startups, emprendimiento e innovación en los BRICS, volvemos la mirada hacia la región del mundo con mayor potencial de crecimiento económico después de Asia: Latinoamérica. Una región que disfrutó de un importante auge en los últimos años, gracias en parte a la alta demanda mundial de materias primas, y que ahora se encuentra inmersa en una fase de recesión, con una caída del PIB del 0,5% en 2015.

Sin embargo, los años de bonanza permitieron construir un ecosistema de startups sólido en varios países, que podría suponer una salida hacia un nuevo modelo basado más en la innovación que en la mera venta de materias primas.

Uno de esos países es Argentina. Una nación inmersa en un período de incertidumbre tras el cambio de Gobierno, pero que cuenta con uno de los PIB más altos de la región: 971.967 millones de dólares en 2015, según datos del FMI, el tercero mayor de Latinoamérica tras Brasil y México.

La economía argentina se basa principalmente en los sectores de servicios, que suponen más del 60% del PIB, por un 25% del sector productivo (industria y agricultura). Comercio, industria, agroalimentario, transporte, almacenamiento y comunicaciones son los sectores más boyantes.

En este contexto, la innovación no es el fuerte de Argentina, que ocupa el puesto 72º en el Global Innovation Index de 2015, por debajo de la media y por detrás de países de la zona como Chile, Uruguay, Colombia, Brasil o Perú.

Sin embargo, sí se producen iniciativas innovadoras, sobre todo en los sectores agrotecnológico, servicios TI y comercio y pagos electrónicos. La colaboración entre investigadores, empresas innovadoras, universidades y proyectos del área de tecnologías de la información y la comunicación existe, y hay algunas iniciativas encaminadas a fomentarlo.

Una de estas iniciativas pioneras es el Plan de Innovación y Emprendimiento de Buenos Aires, que a nivel nacional tiene su contraparte en la Secretaría de Transformación Productiva del Ministerio de Producción.

Tanto los planes estatales de fomento de la innovación como los programas de I+D+i apoyados por el Bando Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial facilitan la creación de nuevas empresas basadas en el conocimiento, además de mejorar la infraestructura de investigación en el área científica, tecnológica y de innovación productiva, y buscan consolidar el marco de políticas que rige dichas áreas.

1-Innovacion_Argentina

Panorama del emprendimiento

El emprendimiento en Argentina es, según los analistas del BID José Anchorena y Lucas Ronconi, elevado pero de baja calidad, “dada la gran proporción de emprendedores informales y por necesidad de subsistencia”. El emprendimiento en este país es una tradición familiar, es decir, muchos emprendedores son a su vez hijos de emprendedores.

La Tasa de Actividad Emprendedora en Argentina alcanzó un punto máximo en 2011, llegando al 21%. En 2014, era del 14,4%. Este descenso en la actividad emprendedora afecta tanto a los que montan un negocio motivados por una oportunidad como a los que emprenden por necesidad.

La inestabilidad política, institucional y económica, con un país muy polarizado entre el neoliberalismo y el kirchnerismo y un fuerte bandazo en las políticas públicas en los últimos meses tras el cambio de gobierno, no anima a crear un negocio, eleva el riesgo de las inversiones y frena la toma de decisiones.

A pesar de que en Argentina se promueven más los valores empresariales que en la mayoría de países de América Latina, los emprendedores se enfrentan a diversos obstáculos. Algunos son políticos, como la falta de soporte gubernamental. Otros financieros, como el escaso desarrollo del capital riesgo, debido a la combinación de una productividad relativamente baja, un cambio volátil y expectativas de alta inflación.

En el lado positivo, Argentina cuenta con el potencial de los grandes proyectos de investigación científica y las colaboraciones público-privadas, de cara a fomentar los emprendimientos de base tecnológica. Los activos argentinos más importantes en relación con la implantación de nuevas empresas se encuentran en la creación de fondos sectoriales y en la buena base científica y de investigación, en sectores dinámicos como software, diseño y biotecnología.

El apoyo que ofrece el país a las startups se centra más en las fases de gestación y creación, donde el riesgo es mayor. En este sentido, existe un eficaz sistema de incubadoras y capacitación empresarial. Sin embargo, los instrumentos financieros y regulatorios para las fases de expansión y aceleración están menos desarrollados.

Dentro de los organismos públicos de apoyo al emprendimiento, destaca la Secretaría de Emprendedores y Pymes, que pretende “potenciar el valor estratégico de las pymes y emprendedores como motores y dinamizadores del desarrollo económico del país”. A este efecto, impulsa múltiples actividades y programas para consolidar una red federal de emprendedores: Academia Argentina Emprende, las Jornadas PyME y Emprendedores, el Registro Nacional de Incubadoras y la red de Empresas Sociales.

2-Emprendimiento_argentina

Ecosistema de startups

Los problemas a la hora de emprender afectan, como es de esperar, a la creación de startups. Argentina ocupa el puesto 121º en la clasificación Doing Business de países donde es más fácil hacer negocios. Los trámites para crear una empresa, los impuestos y las restricciones al comercio transfronterizo son los principales obstáculos a los que se enfrentan los emprendedores argentinos.

Eso sí, las startups tecnológicas poseen unas características específicas que las hacen menos dependientes de una fuerte inversión inicial o la necesidad de contar con grandes instalaciones. Quizá por eso, y por la citada base científica y de investigación, Argentina es el hogar de interesantes startups latinoamericanas.

Es el caso de Postcron, fundada en 2011 y creadora de una herramienta para publicar posts simultáneamente en diferentes redes sociales; o Wideo, una plataforma de creación online de videos que ya está en proceso de expansión a Silicon Valley. La red de venta de billetes de autobús Plataforma10 y el Amazon argentino Avenida son otras startups interesantes.

Sin embargo, las startups argentinas aún tienen una tarea pendiente: la internacionalización. Los casos de Postcron, que está presente en otros países de la región, y Wideo, que tiene versiones en inglés, portugués y coreano, no son muy comunes. Quizá el gran referente sea Xapo, una startup fintech que lanzó la primera tarjeta de débito para bitcoins y en tres años se ha mudado de la Patagonia a Palo Alto, y de ahí a Zurich.

La comunidad emprendedora y tecnológica argentina se concentra en Buenos Aires. La capital, además de ser el núcleo industrial y financiero del país, es la sede de las principales aceleradoras de startups argentinas: NXTP Labs y Wayra.

La primera proporciona financiación, mentorización, entrenamiento y espacio de oficinas a startups innovadoras en la industria de Internet. Wayra, propiedad de Telefónica, tiene una división en Argentina que ofrece, además de fondos, acceso a una red de bussiness angels, mentores y partners. También destacan otras entidades, como itBaf, Incutex –radicada en Córdoba- y Baitec, la incubadora de empresas de base tecnológica de la Ciudad de Buenos Aires.

3-Startups_Argentina

Oportunidades para inversores españoles

Como el resto de países latinoamericanos, Argentina cuenta con las ventajas de afinidad lingüística y cultural a la hora de hacer negocios, tanto para invertir como para crear una empresa. El país es, además, un destino clásico para los españoles que se lanzan a hacer las Américas y dispone de una importante base de bancos y compañías de capital español que facilitan el arranque de un negocio.

Argentina está integrada en diversas alianzas económicas regionales, como el Mercado Común del Sur (Mercosur), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), lo que la convierte en una puerta de entrada al mercado latinoamericano.

La economía argentina se basa principalmente en el sector servicios. Las áreas de infraestructuras, transporte y energía son las que más inversión extranjera reciben. Respecto al sector tecnológico, de las más de 160 empresas españolas establecidas en el país según los datos del ICEX, una docena larga están relacionadas con la tecnología: Afina, AIS, ASTI, COS, Emprosoft, Everis, Radiotronica, Tecnet, Indra, Inelcom, Edicom, Ipsa, Meta 4 y Softland.

Dentro del mundo tecnológico, es significativo el gran crecimiento del comercio electrónico, que en las grandes ciudades abarca no sólo los segmentos más afianzados de tecnología, viajes o libros, sino también productos habituales de consumo que se ofrecen al gran público a través de grandes portales de venta online.

Para los emprendedores que quieran formar una empresa en Argentina, existen ciertos incentivos estatales a la implantación. Por ejemplo, un régimen de incentivo a la inversión y producción nacional de bienes de informática y telecomunicaciones, y otro de promoción de la biotecnología. La industria del software puede beneficiarse de un crédito fiscal para los impuestos nacionales de hasta 70% de las contribuciones del empleador en concepto de Seguridad Social, además de una desgravación de 60% del Impuesto a las Ganancias.

Asimismo, el programa Invierta en Argentina ofrece diversos servicios de manera gratuita a los inversores internacionales, desde la evaluación del proyecto hasta su puesta en marcha. El Consejo Federal de Inversiones está más orientado a promover el desarrollo de las regiones argentinas, por lo que es un buen recurso para los interesados en invertir fuera de Buenos Aires. Por último, también existen organismos provinciales de apoyo a la inversión extranjera: el Centro de Atención al Inversor de Buenos Aires, Mendoza Invest, la Agencia San Juan de Desarrollo de Inversiones y ProChubut, entre otros.

4-Bolsa_buenos_aires

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor