5 startups que tuvieron una segunda oportunidad

Empresas

Fab, Groupon, Instagram, Twitter y Foursquare salieron como resultado de otras startups fracasadas, que recibieron una segunda oportunidad.

No todas las nuevas ideas y las empresas consiguen triunfar. Pero algunas consiguen segundas oportunidades que las lanzan al estrellato. Algunas mantuvieron las mismas ideas y triunfaron en el segundo intento. Otras startups simplemente tuvieron que renovar su idea inicial y adaptarla a las necesidades del mercado.

Este repaso, realizado por Mashable, recuerda empresas que ahora mismo están valoradas en miles de millones de dólares pero que fracasaron en el primer intento.

Fabulis, en la actualidad un sitio de venta flash para productos de diseño que comenzó como un intento de poner en marcha una red social para ayudar a los hombres homosexuales a conocer gente y encontrar actividades. Este sitio, llamado Fabulis, se puso en marcha en 2010 y recaudó casi un millón de dólares, pero desapareció un año después.

En aquel momento, dijo Jason Goldberg, su creador, que las redes sociales principales ya cumplían bien la función de conectar a homosexuales y que podría resultarles estos más interesantes porque también estaban en contacto con sus amigos y no sólo con sus amigos gays. La medida resultó ser el más inteligente y Fab tiene ahora más de 10 millones de usuarios y se dice que está cerca de levantar una nueva ronda de financiación valorada en 1.000 millones de dólares.

The Point, un nombre poco conocido, mucho menos que el actual: Groupon. Andrew Mason lanzó The Point a finales de 2006 con el objetivo de construir una herramienta más eficaz de recaudación de fondos en línea para buenas causas, basándose en un modelo de crowfunding similar a Kickstarter ,  antes de que cualquiera de estos sitios fuesen creados. Mason logró recaudar cerca de un millón de dólares por parte del inversor Eric Lefkofsky. Después de un año, sin embargo, Mason dijo que recibió presión por parte de Lefkofsky para que encontrara la manera de sacar mucho dinero de The Point.

Se barajaron varias posibilidad y decidieron aplicar el modelo de compra colectiva a otro sector, el de consumo, para que comerciantes de bienes y servicios pudieran ofrecer descuentos a quienes compraran el plan con anticipación y así nació Groupon.

Dodgeball,  una aplicación social, basada en la ubicación, que fue fundada en el año 2000 por Dennis Crowley, cuando era estudiante de la Universidad de Nueva York. Cinco años más tarde, Dodgeball fue adquirida por Google . Eso suena como un sueño pero, dice Mashable, para Crowley se convirtió en una pesadilla, ya que él y su socio Alex Rainert se dieron cuenta de que la gigante de Mountain View no tenía tanto interés en la idea como en el talento de los emprendedores.

Por esto, Crowley decidió lanzarse a por una nueva empresa basada en la idea original y de ahí nació Foursquare, usando el concepto de una red social basada en la localización y que el año pasado generó dos milllones de dólares en ingresos y cuenta con más de 30 millones de usuarios.

Burbn, creada por Kevin Systrom, el cual había trabajado brevemente en  Twitter y Google y que se lanzó a por su proyecto propio en 2009, con esta aplicación, que es un servicio de facturación similar a Foursquare, y que permite a los usuarios dejar mensajes para los amigos en diferentes lugares, pero no despegó como los fundadores habían esperado. Al año siguiente, partiendo de esta idea, surgió Instagram, una aplicación dw fotografías que consiguió 25.000 usuarios en su primer día y que acabó siendo adquirida por Facebook por 730 millones de dólares el pasado año. Ahora Instagram cuenta con 100 millones de usuarios.

– Odeo, que pretendía proporcionar a los usuarios una plataforma de podcasting, que en 2005 no consiguió gran aceptación, sobre todo cuando Apple lanzó su iTunes. Como resultado, el liderazgo de la empresa alentó a los empleados para lanzar otras ideas sobre cómo avanzar y un empleado, Jack Dorsey, lanzó la idea de crear un servicio de microblogging llamado Twitter.

Twitter ahora se dice que está valorado en alrededor de 10.000 millones de dólares y cuenta con más de 200 millones de usuarios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor