Steve Ballmer sigue siendo CEO de Microsoft echando a sus competidores, dice un ex-ejecutivo

Empresas

Joachim Kempim, ex empleado de Microsoft, publica un libro en el que critica a la compañía y asegura que Ballmer no es la persona adecuada para dirigirla.

Steve Ballmer es CEO de Microsoft desde que relevó en el año 2000 a Bill Gates. ¿Cómo hizo para llegar ahí y para mantenerse en el puesto estos años? Obligando a sus rivales a abandonar la compañía. Eso es por lo menos lo que dice Joachim Kempim, un ex-ejecutivo de Microsoft que está a punto de publicar un libro que promete levantar muchas críticas en Redmond.

El libro de Kempin, que fue vicepresidente senior de Microsoft, se centra en criticar a la compañía, y muchos de los palos le caen a Steve Ballmer. “Para que Microsoft vuelva a entrar en juego en serio hace falta un cambio en la gestión”, aseguró Kempim a Reuters. “Por mucho que respete a Steve Ballmer, podría ser parte de eso al final”.

El libro, titulado “Resolve and Fortitude: Microsoft’s secret power broker breaks his silence” (Determinación y Fuerza: el broker del poder de Microsoft rompe su silencio), busca claramente la polémica, explicando por qué la firma no logró entrar a tiempo en el mercado de los tablets y smartphones y facilitó así el camino a firmas como Apple.

Pero la parte más polémica es sin duda la que se refiere a Steve Ballmer, actual CEO de Microsoft. Según Kempin, Ballmer se deshace de los ejecutivos a los que ve como amenazas para su poder, y pone como ejemplo la reciente marcha de Steven Sinofsky de Microsoft, como recoge Mashable.

Estas no son las primeras críticas que recibe Ballmer sobre su gestión de Microsoft. Ya en 2011, el inversor David Einhorn aseguró que Ballmer estaba “atrapado en el pasado” y que era, “en el mejor de los casos”, un “conserje” en la compañía.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor