Stratasys anuncia dos nuevas tecnologías de impresión 3D y acuerdos con Boeing y Ford

Innovación

Junto con el anuncio de dos nuevas tecnologías de impresión 3D, la compañía Stratasys, una de las pioneras del sector, ha informado también de acuerdos de colaboración con Boeing y Ford, en los que las aplicará.

Stratasys es una de las principales empresas de impresión 3D del mundo, y pionera en esta tecnología. La compañía se ha centrado sobre todo en las aplicaciones industriales, pero en 2013, con la popularidad que llegó a alcanzar la tecnología en los últimos años entre los usuarios finales, decidió comprar Makerbot, una de las empresas de impresión 3D de consumo más conocidas.

La impresión 3D de consumo ha perdido algo de fuelle y las promesas de que tener una impresora 3D en casa sería algo tan común como el contar con una impresora 2D parecen todavía lejanas, pero en el uso industrial cada vez se ven más novedades y mejoras, que permiten hacer realidad en muy poco tiempo y con un coste mucho menor cosas impensables hace unos años.

Stratasys ha anunciado dos nuevas tecnologías, centradas sobre todo en sectores tan exigentes como son el automovilístico y aeroespacial. Por un lado está Infinite-Build, una técnica FDM que permite crear piezas ligeras y de grandes proporciones a partir de termoplásticos impresos en un plano vertical adaptable, para crear piezas de un tamaño prácticamente ilimitado.

Por otro lado, junto con Siemens, Stratasys ha mostrado también Robotic Composite, un sistema que combina las tecnologías de ambas empresas para proporcionar una tecnología de alta precisión con 8 grados de libertad para crear piezas con materiales compuestos.

Las primeras empresas con las que Stratasys ha firmado acuerdos para utilizar estas tecnologías son Ford y Boeing, con programas piloto en los que evaluarán las posibilidades que les aporta y decidirán si aplicarlas luego a gran escala en sus procesos de prototipado y producción.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor