Subastado por un millón de euros el contrato que originó Apple

Empresas

Todo empezó con ese papel en el que destacan tres firmas.

Con nombre de firma de abogados o conglomerado de empresas en las que participa un tipo al que por la noche le gusta vestirse de murciélago y combatir el crimen, Wozniak Jobs y Wayne firmaron el 1 de abril de 1976 el contrato por el que fundaban oficialmente la compañía Apple, aunque el último, Ronald Wayne, no tardó más que unos días en desligarse del proyecto puesto que lo veía claro. Menuda inocentada, debió pensar años más tarde (Nota: para los anglosajones el 1 de abril es el equivalente a nuestro 28 de diciembre).

Ese contrato se ha vendido recientemente en pública subasta por un millón de dólares.

La subasta la ha organizado una de las clásicas firmas de estos eventos, Sotheby´s, en su delegación de Nueva York.

El precio de salida era ya importante para tratarse de “un simple trozo de papel”, algo más de 100.000 € pero finalmente hubo un caprichoso (acaudalado caprichoso, habría que puntualizar) que desembolsó 1.594.500 dólares, lo que viene siendo 1.151.458 euros.

El documento, algo arrugado, está escrito a mano y recoge las firmas de los tres fundadores, aunque el tercero, Wayne, duraría en la incipiente casa de la manzanica mordía apenas 11 días, deshaciéndose de su participación en la empresa a cambio de 800 dólares. Una participación que de no haber vendido hoy le supondría una fortuna de unos 7.000 millones de dólares.

Habría que constatar también que el desorbitado precio alcanzado se debe con toda seguridad al reciente fallecimiento de Steve Jobs aunque de haberse vendido hace unos meses o uos pocos años probablemente también habría alcanzado un precio elevado. ─[El Mundo]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor