Superplexus, el superlaberinto giratorio

Empresas

Puede que alguna vez hayas jugado con algo parecido a lo que aparece en la foto.

El clásico juego de lograr que la bolita transite un laberinto de un punto a otro a través de un intrincado y revirado recorrido, teniendo para ello que mover el propio laberinto girándolo a uno u otro lado.

Un juego de niños cuando el laberinto no es mucho más grande que un balón, pero en este caso estamos hablando de un laberinto encerrado en una esfera de casi un metro de diámetro con libertad de movimiento en dos ejes.

Si extendieras todo el recorrido interior de este laberinto podrías cubrir la longitud de un campo de fútbol, esa moderna y deportiva medida estándar de distancia.

Por supuesto hay diversos agujeros a modo de trampa para que la cosa se complique (aún) más. No es un juego nada sencillo el de este gigantesco laberinto esférico Superplexus que si lograses culminar de la manera más eficiente posible te habría llevado nada menos que 425 giros de la esfera.

En cualquier caso la auténtica dificultad estriba en reunir los más de 20.000 € que cuesta el pasatiempo. Es el precio de ver cómo logras que la bolita circule por ese dédalo de giros, curvas, chicanes, escaleras y demás hechos a mano en madera de abedul finlandés encerrado en la esfera de material acrílico en un proceso de más de 400 horas de trabajo artesanal. La base de acero inoxidable soporta los ejes que permiten los giros de este juguete de 30 kilos de peso. ─[Hammacher Schlemmer]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor