Sur40, la superficie táctil horizontal pensada para los negocios verticales

Empresas

Microsoft se ha aliado con Samsung para lanzar la segunda versión de Surface, que permite hasta 50 puntos táctiles de entrada simultáneos y se venderá por 7.800 euros.

Antes que el iPhone y el iPad vieran la luz y antes de que el mundo se volviera loco con las apps, Microsoft ya pensaba en revolucionar el mercado de los dispositivos táctiles. En 2007, y tras ocho años de desarrollo, la empresa de Redmond presentaba su ‘Surface’, una superficie táctil a la que solo las grandes compañías y los bolsillos pudientes podían acceder (costaba 13.000 euros).

Sea por su alto precio o bien porque el mercado aún no estaba preparado para un dispositivo de estas características lo cierto es que la superficie táctil de Microsoft no cuajó. Cinco años después la compañía se ha aliado con una compañía que sabe mucho de pantallas para darle una segunda oportunidad a su gadget ‘de mesa’.

“Samsung es una de las empresas que mejor lo está haciendo en todas las gamas de producto a nivel internacional. Queríamos ir con los mejores y que fabricara nuestro dispositivo alguien con su éxito”, ha explicado María Garaña, presidenta de Microsoft Iberia, en la presentación de la Surface 2.0 o Samsung Sur40. La firma coreana ha puesto el hardware, pero también ha colaborado en el firmware del dispositivo

Microsoft aprendió la lección con Kinect y ha puesto en manos de los desarrolladores su producto para poder hacer crecer sus usos y aplicaciones. Según ha revelado Garaña, ya cuentan con 1.000 aplicaciones creadas para la superficie gracias al trabajo de 350 partners desarrolladores a nivel mundial. Un 10% de ellos serían empresas españolas.

Al margen de todas estas capacidades añadidas con las que se adornará Surface, esta segunda encarnación viene con algunas características de base interesantes. José Azcona, director de la división de TI de Samsung Iberia y responsable del negocio con empresas, ha detallado cómo se ha mejorado su diseño, pasando a ocupar tan solo 10 centímetros de grosor y reduciéndose su peso de los 90 kilos a solo 40. Surface 2.0 cuenta con identificación de etiquetas, infrarrojos LED para mejorar la visibilidad, hasta 52 puntos de entrada táctil simultáneos, multiusuario y la posibilidad de reconocer los inputs de gestos y objetos.

Dispone también de un procesador  Athlon I X2 de doble núcleo y 2,9 Ghz de velocidad y una tarjeta gráfica AMD Radeon HD 6570M y múltiples opciones de conectividad.

“La cámara y el proyector que utilizaba Surface para reconocer los puntos en su primera versión han sido sustituidos por un sistema más avanzado, implementado por Samsung; y donde ahora, los pixeles se encuentran en los sensores integrados en el panel de cristal LCD que utiliza el dispositivo. Esta tecnología aumenta las posibilidades de reconocimiento del dispositivo”, explica Azcona. Es un resumen de lo que supone la tecnología PixelSense desarrollada por Samsung.

Por el momento la superficie táctil de Microsoft no se actualizará a Windows 8, pero se espera que la próxima versión del dispositivo sí la incorpore, según ha confirmado la presidenta de Microsoft para ITespresso. “La intención es que Windows 8 proporcione la misma experiencia en todas las superficies táctiles sea cual sea su tamaño, así que sí, podemos decir que la próxima versión de Surface contará con la plataforma”, señalaba la ejecutiva.

El precio de SUR40 se ha reducido prácticamente a la mitad desde la versión anterior, pero sigue siendo elevado: 7.8000 euros. Si además tenemos en cuenta el actual momento de crisis económica en el que las compañías miden al dedillo la inversión en TI, el producto lo va a tener difícil para penetrar en los negocios.

Aún así, Microsoft afirma que ya ha vendido más de 10.000 unidades de la superficie entre sus socios y que ha recibido un gran interés de empresas dedicadas a sectores verticales, como la educación, el turismo, la sanidad, el mundo automovilístico, el ámbito publicitario, el sector financiero y el retail.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor