T-Mobile recortará 1.900 puestos de trabajo en EE.UU

DespidosEmpresasGestión empresarialMovilidad

La filial de Deutsche Telekom planea cerrar en junio siete centros de atención al cliente en el país norteamericano.

La compañía de telecomunicaciones T-Mobile ha anunciado su decisión de recortar miles de puestos de trabajo y clausurar de algunas de sus instalaciones en Estados Unidos. Los planes de la operadora pasan por el cierre de siete oficinas dedicadas a la atención al cliente telefónica situadas en Pennsylvania, Florida, Texas, Kansas, Colorado y Oregon.

Los cierres implicarían los despidos de 3.300 personas. T-Mobile espera reubicar a 1.400 empleados, por lo que el balance total sería una reducción en la plantilla de 1.900 trabajadores.

“Concentrarnos en los call centers es un paso importante para conseguir estructuras de costes competitivas con el fin de convertirnos en un jugador de éxito en el mercado de la telefonía móvil”, ha explicado Philipp Humm, CEO y presidente de T-Mobile. “No son medidas fáciles de tomar, pero son necesarias para conseguir la eficiencia con el fin de invertir en crecimiento.

Según ha explicado la cuarta operadora de EE.UU en un comunicado y se hace eco All Things Digital, la mayoría de recortes comenzarán a hacerse efectivos a finales de mayo. Los despidos no afectarán a los retailers de la firma o a sus técnicos de redes.

Esta decisión llega poco después de que la tentativa de T-Mobile para venderse a la americana AT&T fuera frustrada por las autoridades antimonopolio. La operadora dependiente de Deutsche Telekom se ha enfrentado a una pérdida de clientes progresiva en los últimos meses y actualmente contaría con 34 millones en EE.UU.

Además de dar servicio en EE.UU, Puerto Rico y las islas estadounidenses, en Europa T-Mobile está presenta en diez mercados. A nivel mundial contaría con 150 millones de suscriptores y una plantilla de más de 36.000 empleados.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor