cirugía

Con esto puede que te cosan los cirujanos del futuro

A medio camino entre un sacabocados y una máquina de coser manual, lo que estáis viendo en la foto es FastStich, el prototipo de una herramienta de sutura que puede que se utilice dentro de unos años para cerrar grandes incisiones en cirugía. Sí gizmolectores, entre la aguja e hilo, las grapas y esta especie de remachadora, parecemos peluches más que otra cosa.

Trasplante facial: estrenando cara

En 1997 Richard Lee Norris sufrió un desgraciado accidente con un arma de fuego de resultas del cual perdió la nariz, la mandíbula inferior, los labios, los dientes y la lengua. Se convirtió en un hombre con medio rostro y con graves secuelas psíquicas por su deformidad que le han mantenido recluido en casa durante 15 años. Afortunadamente en ese tiempo la ciencia médica en el campo de los trasplantes faciales ha logrado una evolución sustancial que ha permitido que los cirujanos hayan practicado sobre su rostro el trasplante de cara de mayor envergadura realizado hasta el momento, permitiéndole estrenar no solo una nueva apariencia sino algo aún más importante: una nueva vida.

Robots a lo open-source para la cirugía del mañana

Lo que estáis viendo en la foto puede que en un futuro se conviertan en piezas de museo como las herramientas que revolucionaron la cirugía robótica. Se trata de tres robots idénticos Raven II, que junto con otros 4 forman parte de un ambicioso proyecto estadounidense para llevar la metodología open-source al mundo de la cirugía robótica.

Modelo 3D genérico de tu cara para intervenciones quirúrgicas

Todos hemos visto en las noticias las sorprendentes historias sobre trasplantes de cara, en las que a alguien que ha sufrido un horrible accidente donde ha perdido el rostro le implantan uno nuevo.

Es una de las intervenciones más complicadas que hay debido a la cantidad de nervios, músculos, vasos sanguíneos e inserciones con huesos diferentes. Pero ahora gracias a una tecnología sacada de los efectos especiales para películas, el procedimiento será más sencillo. Se trata de crear un modelo 3D perfecto de la estructura de la cara de cada paciente.

El biomaterial de polímero líquido que recompone la cara sin cirugía

Se van a acabar los malos deformes y desfigurados.

Esas caras estilo Freddy Kruger y compañía que aterrorizan a las masas y nos persiguen en nuestras pesadillas pasarán a la historia. Por no hablar de los grandes beneficios que podrían tener todas las personas que por desgracia sufren algún tipo de accidente o enfermedad que ocasiona heridas y daños en su cara. Un biomaterial, un polímero líquido que se aplicaría sin cirugía sería la solución. Y aún hay más.

Llega la aplicación para crear tu lista de operaciones de estética

Si con la pistola cosmética tenías el arma definitiva de la aspirante a famosa, ahora por fin ya tenemos también la aplicación para iOS perfecta para ellas. Confiésalo, Yola Berrocal es tu ídolo a seguir, así que lo mejor es que vayas haciéndote unos cuantos retoques siguiendo los consejos de BuildMyBod, la primera aplicación móvil que te permite elegir operaciones de cirugía estética como si de una lista de la compra se tratara.

Los médicos usarán un simulador de cirugía que les guiará las manos

Por culpa de series como House o Doctor Mateo podríamos pensar que los médicos brillantes necesitan ser uraños, maleducados e inaguantables, pero lo cierto es que lo que hace que un médico sea un excelente cirujano es su práctica y trabajo, no su capacidad para insultar a sus pacientes.

Que los nuevos médicos puedan entrenar en situaciones “reales” gracias a simulaciones con robots, que les permitan aprender sin hacer experimentos con la gente o que los sótanos del hospital terminen pareciendo un episodio de The Walking Dead es una ventaja, sin duda.

El robot que hacía micropapiroflexia

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Kq-_riKtzsY[/youtube]

Este es el robot que querrías tener encargándose de alguna cirujía en tu próstata.

De hecho es a lo que se dedica en su jornada laboral, pero hasta las máquinas tienen derecho a su poquico de ocio y tiempo libre, y este robot quirúrgico en concreto es un amante del origami, la papiroflexia. Hoy le ha dado por hacer un avioncito de papel. Y aún hay más.