Take Eat Easy cierra su negocio en España

Empresas

Take Eat Easy, que operaba en Madrid, Barcelona y Valencia, se hallaba en dificultades financieras al no poder traducir su crecimiento en ingresos.

Take Eat Easy, la división en España de la startup belga Take Eat Straightforward, dejará de funcionar en España. La compañía de entrega de comidas a domicilio abandona sus operaciones en nuestro país debido a problemas financieros.

En un mensaje titulado “Nuestra última entrega”, en la web de Take Eat Easy se explica que “ha sido un viaje maravilloso y estamos profundamente orgullosos de haber creado la revolución de la comida a domicilio, llevando comida de calidad a vuestras casas y oficinas. Dicho esto, tristemente ha llegado el momento de decir adiós”.

La empresa dirigida por Adrien Roose no ha sido capaz de cubrir los costes del servicio con los ingresos, procedentes de una comisión aplicada al restaurante de entre el 25% y el 30% del pedido, a la que hay que sumar los 2,5 euros cobrados al cliente en concepto de entrega. Take Eat Easy tampoco ha podido realizar las inversiones necesarias tra las últimas rondas de financiación.

La información corporativa muestra que en el último año creció un 30% mensual y aumentó su base de usuarios de 30.000 a 350.000 clientes. Así, ha pasado tener 10 empleados a superar los 160, de operar en dos ciudades a hacerlo en 20, y a a ampliar su base de operaciones de 450 restaurantes a 3.200.

Pero este crecimiento no ha ido acompañado de un aumento proporcional de las ganancias. Además, Take Eat Easy, que operaba en Madrid, Barcelona y Valencia, no ha sabido hacerse un hueco en el mercado de los proveedores de suministro de comidas en España, donde unas pocas plataformas líderes tienden a monopolizar el negocio.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor