Tecnología para descubrir a los malhechores que regresan a la escena del crimen

Empresas

Seguro que estáis cansados de verlo en las series de televisión o en las películas, siempre dicen lo mismo. Hay que estar atentos y observar al público y a la gente que se aglutina entorno a la escena de un crimen, pues parece que a muchos de estos malhechores les gusta regresar a fisgonear el escenario de sus delitos, ya sea para evaluar el resultado de sus acciones o para revivirlos. Y son muchos los que lo hacen más de una vez.

Pero no es posible casi nunca controlar a tantas caras al mismo tiempo, ni los cuerpos policiales pueden permitirse contratar a una cuadrilla de fisonomistas para que se dejen las retinas analizando vídeos. Para eso la Universidad de Notre Dame (estado de Indiana – EUA) está desarrollando un software que se encargará de esta tarea, el “Detector de Observadores Cuestionables” o QUOD, y que se espera pueda ser de mucha utilidad para resolver más de un crimen.

Los sistemas de reconocimiento facial no son realmente nada nuevo, pero la mayoría de ellos trabajan sobre una base de datos (de caras) previa que ya existe, y lo que hacen es comparar lo que ven con esos registros almacenados. Evidentemente esto también podría aplicarse en este caso (y que los registros fueran las bases de datos policiales con los rostros de los delincuentes) pero para nada serviría si el verdadero culpable nunca estuvo detenido o fichado. Lo que el QUOD hace es crear esa base de datos sobre la marcha, desde el primer momento en que se empieza a grabar el escenario del crimen, y va registrando a todas las personas que lo “visitan” o se acercan anotando todos sus movimientos (y las veces que acuden). También podremos pedirle a la cámara que se centre con más detalle (y zoom) sobre aquellos que aparezcan más repetidamente, etc.

Si dejásemos una cámara en el escenario del crimen grabando ininterrumpidamente durante varis horas o días, después podríamos pedirle al QUOD que nos desglosara y detallara a los 10 visitantes más repetidos y quizá, y puede que tuviéramos suerte, el culpable estaría entre esa lista. Aunque este proyecto todavía está en fase de desarrollo sus responsables creen que podrán tirar adelante con el mismo (el principal problema es la logística y el coste que supone el tema de las grabaciones), y esperan que el QUOD sea una herramienta real de trabajo para la policía en un futuro no muy lejano.  ─ [Gizmag]

Autor: Doleo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor