Telecom Italia y Pirelli sacan partido a los contactos con Telefónica

Empresas

La entrada de Telefónica en Telecom Italia sigue siendo sólo una posibilidad, pero ha tenido efectos prácticos en las protagonistas italianas.

Han pasado ya 12 días desde que se hicieron públicos los contactos entre Telefónica y Pirelli para la compraventa de una participación minoritaria en Olimpia, el holding que controla Telecom Italia. No ha habido avances concretos, ni nuevos comunicados de las implicadas, pero dos de ellas han recogido buenos frutos de la divulgación de los contactos.

Son las dos protagonistas italianas: Pirelli y Telecom Italia. La primera es la que venderá a Telefónica una parte de su posesión en Olimpia y, si todo sale según lo ha planeado, por encima del valor de mercado de lo vendido. La segunda es la que se beneficiará de las sinergias y de un nuevo socio en su accionariado.

La sensibilidad de ambas compañías a los contactos con Telefónica es tan extrema que cualquier supuesto acercamiento se cotiza al alza, mientras que el frenazo que han tenido las negociaciones en las últimas jornadas provoca incertidumbres sobre el resultado y, como consecuencia, caídas en la cotización. Las esperanzas, sin embargo, han superado claramente a los temores. En estos momentos, las acciones de Pirelli están en su zona más alta desde 2005 y la semana pasada, con una subida del 13,1 por ciento en cinco sesiones, fue la más alcista en Bolsa para la compañía italiana desde 2002.

Para Telecom Italia, la negociación con la operadora española la vuelve a situar dentro del terreno de juego europeo, del que llevaba varios años apartada por sus problemas internos. El ofrecimiento de una participación indirecta en su capital ha tenido bastante buena acogida en el sector y en el paso adelante que ha dado Telefónica ha tenido mucho que ver la posibilidad de que otra operadora le tomara la delantera.

Por todo ello, Telecom Italia ha subido en Bolsa en estas jornadas, aunque el hecho de que la transacción no beneficie directamente a su base accionarial ni a las finanzas más concretas de la operadora al margen de las posibles sinergias ha convertido el alza en menor que la de Pirelli. La revalorización desde el anuncio de los contactos es del 3,41 por ciento, lo que deja la acción en el punto más alto en casi 12 meses y saca a la operadora de pérdidas en el acumulado del año.

La contraparte empresarial de las negociaciones y acicate de estas subidas, Telefónica, no ha seguido el mismo camino. La operadora no sólo no se ha revalorizado desde el inicio de esta operación sino que cae. Lo hace muy ligeramente, un 0,35 por ciento en el acumulado, y esta cifra es algo inferior a la bajada del Ibex. Para ser la compradora y la que desembolsará el dinero en la transacción, este comportamiento es incluso positivo, aunque tiene mucho que ver con la dificultad que percibe el mercado para que la operación salga adelante.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor