Telefónica cerró 2003 con un 82 por ciento más de líneas ADSL

Cloud

La operadora facturó 850 millones de euros en servicios de Internet y
banda ancha, un incrementó del 32,3 por ciento respecto a 2002.

El Grupo Telefónica contaba a 31 de diciembre de 2003 con 2,7 millones

de abonados a líneas digitales asíncronas de acceso a Internet (ADSL) en

todo el mundo y, durante el pasado ejercicio, los servicios de Internet

y banda ancha de la operadora crecieron un 32,3 por ciento, hasta rozar

los 850 millones de euros.

En los doce últimos meses, las

filiales del Grupo sumaron 1,2 millones de nuevos clientes ADSL, lo que

supone un crecimiento del 81,8 por ciento respecto al cierre de 2002,

según consta en los resultados del último trimestre de 2003, presentados

por la operadora.

La mayor parte de los abonados están en España,

mercado que Telefónica domina con 1,66 millones de clientes y un

incremento anual del 73,5 por ciento. Mientras, las filiales

latinoamericanas aportan al Grupo 770.000 abonados (un 68,7 por ciento

más que en 2002), 485.000 de ellas en Brasil y otras 125.000 en Chile,

mientras que el resto procede de los mercados alemán y británico.

En este sentido, el último trimestre resultó especialmente provechoso en

España, donde la operadora logró 240.000 nuevos abonados, una tercera

parte de los obtenidos en el conjunto del año. Asimismo, el servicio

minorista creció un 76,5 por ciento, hasta las 1,07 millones de líneas,

464.000 más que al cierre de 2002.

Precisamente, la

consolidación del crecimiento de la banda ancha, que la operadora está

desplegando de forma masiva en todos los países en los que está

presente, ha permitido a la filial española de telefonía fija aumentar

un 5 por ciento el número total de accesos a la Red, pese a la caída del

18,9 por ciento en el tiempo de conexión a Internet mediante banda

estrecha (27,7 millardos de minutos).

Para Telefónica de España,

los ingresos del negocio de banda ancha, 726,1 millones, el doble que en

2002, suponen ya el 7,4 por ciento de la facturación de la matriz,

mientras que para el conjunto del grupo, los 850 millones que le reporta

el ADSL son el 8,7 por ciento del total de sus operaciones.

Por

su parte, la facturación de la banda ancha minorista creció un 111 por

ciento respecto a 2002, hasta situarse en 557,6 millones de euros. En

cambio, los ingresos por conexiones de banda estrecha (291,1 millones)

sufrieron una caída del 22,7 por ciento. Este importante deterioro se

debe, según la propia compañía, al menor volumen de tráfico y la

reducción del precio medio por minuto.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor