Teléfonos táctiles: el iPhone se lleva la fama pero Microsoft carda la lana [Veredicto: Bill Gates disparó primero]

Empresas

En 2007 Steve Jobs revolucionaba el mundillo de la telefonía móvil con la visión Apple de los smartphones y su iPhone.

Pero como casi siempre la manzanica mordía no había inventado el agua fría sino un modo atractivo y eficiente de venderla, para alegría de los consumidores que encontraban en ese producto la respuesta que solucionaba sus necesidades o apetencias.

Un par de décadas antes IBM tenía Simon, un teléfono inteligente con una gran pantalla táctil, el abuelo de los smartphones actuales. Os mostramos un vídeo de esta pieza de museo en acción.

Mientras en España nos emocionábamos con la famosa flecha olímpica de Antonio Rebollo en IBM presentaban un móvil con una interfaz de usuario totalmente táctil.

Sin teclas ni botones, en 1992 ya había un teléfono que carecía de teclado y era plenamente operativo. Una pantalla en escala de grises daba acceso a las funciones del antecedente de los smartphones con agenda, calendario, calculadora, gestión de llamadas de teléfono… ¿te suena?

Aquí tenéis un vídeo del Simon de IBM en acción.

No había aún juegos, tienda de aplicaciones, reproductor musical o cámara de fotos (de Internet ni hablamos, era la época de las incipientes BBS) por no hablar del tamaño y forma estilo zapatófono, pero quizá esto nos justifique una vez más que a pesar de existir la tecnología que permita el funcionamiento de un determinado dispositivo hasta que no se produce la confluencia del avance que permita la miniaturización de componentes y el desarrollo de aplicaciones no habrá una eclosión de una solución tecnológica concreta, y desde que Simon vio la luz hasta el auge y generalización actual de los smartphones han tenido que pasar dos décadas.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor