Teleretail construye un robot de entrega para pequeñas empresas

Innovación

La startup suiza se define como una “aplicación de consumo que aplica la robótica a la logística local”, con un modelo de negocio basado en suscripción.

Los robots de entrega son vistos habitualmente como una solución innovadora para grandes empresas logísticas y de ecommerce. Pero una startup suiza llamada Teleretail AG ha dado un giro a este tipo de dispositivos con la construcción de un robot de entrega personal que facilitará la logística a la carta para las pequeñas empresas.

Los robots de Teleretail, aún en fase de prototipo, están diseñados para cubrir largas distancias, hasta 80 kilómetros, y para servir tanto a mercados rurales y suburbanos como a los barrios de la ciudad.

Al igual que competidores como Starship Technologies o Marble, Teleretail emplea algunos de los sistemas desarrollados para automóviles autodirigidos, incluyendo sensores, sistemas de visión computerizada y sistemas de navegación asistidos por GPS. La startup ha obtenido muchos de los componentes y equipos usados para construir sus prototipos de patrocinadores como Bosch, Nvidia y SICK.

El CEO de Teleretail, Thorsten Scholl, declaró a TechCrunch que su compañía está financiada en parte con subvenciones, incluyendo 2 millones de dólares en fondos de la Agencia Espacial Europea. Pero hasta ahora no ha planteado ninguna ronda semilla ni capital riesgo.

Para generar ingresos, Scholl piensa en Teleretail como una “aplicación de consumo que aplica la robótica a la logística local. Podríamos imaginar un modelo basado en suscripción donde un consumidor pueda suscribirse al servicio de entrega, o una tienda podría suscribirse para hacer entregas que sus empleados no pueden hacer en persona”.

Los principales objetivos de Teleretail son permitir a las pequeñas empresas competir con los gigantes del comercio electrónico, a la hora de acercar las entregas al cliente. Teleretail quiere que sus robots trabajen con clientes piloto y socios iniciales en algunos municipios en Suiza y Estados Unidos que autoricen la prueba y el uso comercial de estos dispositivos de entrega personal.

Scholl cree que, eventualmente, a sus robots se les permitirá operar no sólo en las aceras de la ciudad, sino también en las calles e incluso en las carreteras. Esa es una de las razones por las que Teleretail está preparando sus pequeños vehículos para cubrir largas distancias.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor