Tentáculos USB: ¡se mueven!

Empresas

Si te decimos que puedes usar un tentáculo USB hasta ahí es una mera cuestión de estética. Pero si dicho apéndice resulta que una vez conectado al correspondiente puerto USB comienza a agitarse como si estuviese vivo… ¡amigo! ahí ya empezamos a ponernos a hablar de algo diferente, una forma de que nuestro ordenador parezca albergar algún bicho misterioso en su interior. Y ya si conectas uno en cada puerto USB tu ordenador casi parecería a punto de echar a andar.

Ya te advertimos: estos tentáculos no tienen capacidad de almacenamiento.

No son un pendrive, no sirven para guardar datos en ellos, en todo caso algo de maldad (si eres devoto de Chtulhu y demás criaturas primigenias) o para recordarte tus aficiones de pesca submarina. La única utilidad (y ojo, que no poca) es que como puedes apreciar en el GIF animado que te ofrecemos a continuación (ah, qué sería de nosotros sin los GIF animados) el movimiento oscilante de los tentáculos USB tiene algo de hipnótico… y el funcionamiento es bien sencillo: pagas los alrededor de 20€ que cuesta, lo enchufas y a disfrutar y asustar a los compañeros de trabajo.

“Mira, mira qué virus más lustrosos estoy criando en mi ordenador”. ─[ThinkGeek]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor